5 consejos para mejorar el SEO On Page de tu página web-01

El posicionamiento web es uno de los puntos que más preocupa a toda aquella persona que tiene una página web hoy en día, siendo sin duda una de las mejores fuentes de tráfico en cuanto a rentabilidad se refiere para un proyecto online. Cada día más gente se da cuenta de ello e intenta aplicarlo en su web.

 

Déjame decirte algo… el SEO es algo complicado que depende de muchos factores diferentes y que entre ellos se entrelazan para conseguir una tela de araña firme por donde pasen los robots de Google. Y es que, cuando hablamos de SEO nos referimos principalmente a dos ramas que se dividen en muchas más como si de una muñeca Matrioska se tratará. Pero las dos fuentes principales son el SEO Interno y el SEO Externo, que resumidos en una línea son:

  • SEO Interno (On Page): Los cambios y mejoras que puedes realizar dentro de tu página web, tienes el control total, cambios técnicos.
  • SEO Externo (Off Page): Las mejoras que puedes realizar desde fuera de tu página web, el control es de terceros normalmente y suelen ser enlaces.

Las dos fuentes principales son el SEO Interno y el SEO Externo

En este artículo vamos a hablar precisamente de la primera de ellas, el SEO On Page, que es sin duda la parte más importante de cara a posicionar cualquier página web. Se habla mucho sobre que los enlaces externos (backlinks) son el factor predominante de cara al SEO desde hace un tiempo hasta ahora. Cada vez se filtra y se mide mejor la calidad y cantidad de los mismos, pero eso no significa que únicamente con enlaces puedas posicionar proyectos que tengan cierta competencia, sobre todo cuando compites por aparecer en resultados con bastantes búsquedas mensuales.

La fuerza bruta cada vez está perdiendo más fuelle en pos de una estrategia bien definida, y aquí es donde el SEO Interno tiene el caballo ganador. En Webpositer nos encontramos constantemente con una serie de problemas comunes en todas las webs. Un gran porcentaje de los clientes que nos llegan tienen fallos importantes en común que hay que corregir incluso antes de crear enlaces, porque si tu cubo tiene un agujero en el fondo da igual cuánta agua le eches, ya que de poco te va a servir.

Por esta razón hoy te voy a dar 3 consejos importantes para mejorar el posicionamiento y los rankings de tu sitio web, a los que debes dar prioridad mucho antes que a una buena planificación de enlaces. ¿Estás preparado? Pues encuentra tu postura perfecta en la silla del ordenador o sujeta bien tu tablet/móvil porque ¡allá vamos! Presta atención y toma nota.

#1. Arquitectura Web

La arquitectura web es una de las primeras cosas que debes definir antes incluso de ponerte a crear contenido o enlaces a tu sitio web. Hace referencia a cómo va a estar estructurada tu web de cara a los motores de búsqueda y a los usuarios, y es que igual que cuando construyes una casa necesitas los planos, o cuando tu equipo favorito de fútbol juega un partido tiene una alineación establecida, tú necesitas una arquitectura web.

La arquitectura de tu web va a definir cómo van a leer los robots de Google tu contenido y cómo van a navegar los usuarios.

Puede que ahora te estés preguntando… “Pero Mario ¿qué pasa si ya tengo mi web montada de hace 3 años?, ¿voy a tener que cambiarla entera?” Puede que sí o puede que no, ya que va a depender básicamente de si tu sitio web ya está posicionado o tiene una arquitectura aceptable. Si está hecha una castaña y su planteamiento ha sido bastante malo desde el principio es muy probable que tengas que darle un lavado de cara nuevo.

Ten en cuenta que todas las acciones de SEO Off Page que realices en tu web van a depender en gran medida de lo bien estructurada que tengas tu web y de lo fácil que se lo pongas a tus motores de búsqueda. Primero porque vas a ayudar mucho a la indexación de las páginas, y segundo porque será mucho más fácil distribuir tu Link Juice entre las diferentes páginas.

El éxito de tus acciones SEO dependerá principalmente de la arquitectura de tu página

La arquitectura se basa en los niveles que va a tener tu página web, que dicho de una forma más vulgar serían las categorías y subcategorías por ejemplo. Normalmente tu sitio web no debería contener más de 4 niveles; ten en cuenta que cuanto más profunda sea tu web menos posibilidades hay de que los rastreadores de Google lleguen a las páginas que están más abajo. Además, recuerda que debes crear un sitemap que se dificulta a medida que aumenta la dificultad de tu página. Te recomendamos que revises este artículo sobre mapas del sitio web para salir de dudas. .

Supongamos que tu sitio web trata de turismo. Una arquitectura web bien definida podría ser: Nivel 1: Página de inicio Nivel 2: Países Nivel 3: Ciudades de ese país Nivel 4: Lugares turísticos o zonas para visitar Si estuvieramos hablando de una tienda de moda: Nivel 1: Página de inicio Nivel 2: Categorías (botas, chaqueta, camisetas, marcas, etc.) Nivel 3: Sexo (hombre, mujer o infantil).

¿En qué debes basar la arquitectura de tu sitio web? En el análisis de palabras clave que realices con anterioridad, pues es vital que hagas un buen estudio de palabras clave para saber qué es exactamente lo que buscan los usuarios y que sepas cómo debes categorizar cada nivel. Con el estudio quizás te des cuenta que la gente además de buscar “botas de hombre”, también puede estar buscando “Botas Coronel Tapioca”.

Quizás las marcas deben ser también un ítem que incluir en el tercer nivel.

Además el estudio de palabras clave te permitirá ver que categorías serán las principales y cuales las secundarias para mantenerlas en niveles más cercanos a la página de inicio y darles especial fuerza.

#2. Contenido

contenido

Creo que si has leído algo de SEO en los últimos 2 años no habrás dejado de escuchar esta frase “El contenido es el rey”, o esta otra, “Aporta contenido de valor para posicionarte en Google”. Lo cierto es que no hay que ser tan exagerado como Quevedo con sus hipérboles, pero el contenido es una pieza muy valiosa en tu lista de activos si quieres tener éxito con tu sitio web. No creas que con eso vas a desbancar a grandes webs, pero cuando comienzas debes poner todas tus cartas sobre la mesa si quieres conseguir algo, porque ahí fuera hay muchos otros competidores que si lo harán, e ir por detrás suyo en la carrera no es una buena opción.

Powered by Vcgs-Toolbox

Como hemos visto en el punto #1 – Arquitectura Web, el análisis de palabras clave es fundamental, y exactamente lo mismo ocurre en este punto, donde ya deberías tener un pequeño listado de términos a partir de los cuales trabajar. No es necesario que escribas textos de 2.000 palabras para posicionar tu categoría de decoración, pero el texto que escribas siempre debe estar muy orientado a esas palabras y derivados en concreto.

Es importante que tenga una buena prominencia, es decir, el valor que asignan los motores de búsqueda a una palabra clave dentro de una página dependiendo de las zonas en las que aparece. Si lo colocas en los sitios más importantes de la página como encabezados, alt de imágenes, enlazados, etc., la prominencia de la palabra clave será bastante buena y tendrás más posibilidades que los buscadores te categoricen por esa palabra clave.

densidad-palabras-clave

También hay que tener muy en cuenta que no debes abusar de la densidad de palabras clave, es decir, el número de veces que repites dicha palabra a lo largo del texto, porque cuanto más alta sea la densidad más baja será la prominencia. Si yo tuviera que quedarme con una de las dos, sería sin duda con la segunda, sobre todo después de la cantidad de sinónimos y palabras relacionadas que podemos utilizar a lo largo de un texto.

#3. Enlazado interno

enlazado-interno

La semántica es un punto muy importante a la hora de escribir tu contenido, enriqueciendo el texto sin sobre optimizarlo. Si yo empezará a soltar palabras al azar como Argentina, Balón de Oro, Selección, Fútbol, Barcelona, etc., ¿con quién lo asocias? Creo que no haría falta repetir la palabra Messi veinte veces a lo largo del texto para que supieras de qué estoy hablando, aquí pasa exactamente igual.

Como hemos visto en el punto #1 – Arquitectura web, es importante definir los niveles que más nos interesan para nuestros proyectos online, y además de darle una arquitectura correcta al sitio debemos buscar una y otra vez que los rastreadores de Google pasen el mayor número de veces posibles por las páginas que más nos interesan, y así mismo que las diferentes páginas muestren una estructura lógica de enlazado descendente.

Con el enlazado interno repartimos la fuerza nuestra web a todas las diferentes categorías

De este modo los robots navegarán por la totalidad de la web, algo que se consigue con el enlazado interno a través de los diferentes niveles de categorías, páginas de producto o artículos. Siempre debes vigilar que todo este enlazado interno vaya siempre a una página con un código de repuesta 200, no mantengas en tu web enlaces a redirecciones (301) o páginas que no existen (404).

Conclusión

conclusion

Como puedes ver, existen muchas formas de mejorar tu posicionamiento trabajando solamente la parte interna de tu web. Estas son solo tres de ellas, que se repiten la mayoría de las veces. Recuerda que si tu web no está correctamente optimizada de forma interna, por muchos enlaces que hagas o por mucha autoridad que estos tengan, nunca vas a estar aprovechándolos al 100%.

De modo que antes de plantearte invertir en LinkBuilding debes asegurarte de que tu proyecto web está correctamente estructurado, así como que vas a conseguir sacar el máximo partido de las acciones que realices al tener una web 100% amigable con los rastreadores de Google.

Toma nota de estos consejos y comienza a darle la máxima rentabilidad a tu web

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…