1. Mi página web es genial, me la hizo mi cuñado, que sabe mucho de ordenadores. Tu cuñado puede saber mucho de ordenadores, pero no es lo mismo saber de coches que ser un experto mecánico o piloto. Estar al día en el SEO no es fácil. Y si no se está estudiando constantemente, no se puede estar al día.

2. Mi página web la hizo un profesional, es preciosa, pero no me da ningún beneficio. Desgraciadamente, Google no comprende los cánones de belleza actual, por lo que no la tiene en cuenta como un factor SEO. Tu web no te da ningún beneficio porque ahora mismo es como un cartel en medio del campo, y el SEO es el tipo que lo pone en el centro de tu ciudad.

3. Como ofrezco la mejor calidad-precio del mercado, Google me posicionará bien. Nada más falso amigo, Google no entiende de belleza, ni tampoco de precios, es un robot, no tiene sentimientos y lo último que le preocupa es lo que hacemos los humanos con eso que llamamos dinero (a no ser que se lo demos a su amo). ¿Quieres ver cómo tus competidores triunfan en internet con precios más altos y productos/servicios de peor calidad que los tuyos? Pues eso está pasando.

4. No necesito a Google, los usuarios me encontrarán igualmente. ¿Alguna vez has puesto el cursor en la barra de direcciones y has probado diferentes combinaciones de letras y números hasta dar con lo que buscabas? Seguro que no. Tú, como todo el mundo, y como tus potenciales clientes, usas los buscadores para encontrar lo que necesitas.

5. No entiendo mucho de Internet, seguro que me engañan. Tus temores son razonables, pero las cosas han cambiado y hay que renovarse (o morir). Cuando Richard Trevithick inventó la primera locomotora a vapor de la historia, muchos médicos aseguraron que el cuerpo humano no podría sobrevivir a las vertiginosas velocidades de 30 km/h. Súbete al carro del progreso, o serás el único que vaya andando. Nunca es tarde para aprender, y recuerda que el SEO puede ser el mejor amigo del hombre.

6. No confío en este tipo de empresas. ¿Por que no confías en un SEO y sí en una asesoría fiscal? El asesor te recomienda y te gestiona una parte muy importante de tu negocio, y tú confías en que gracias a él estás haciendo las cosas bien. Esto es lo mismo. Aunque ciertamente es nuevo… y eso siempre da algo de mieditis.

7. Eso de Internet suena interesante, pero ahora no es el momento. ¿Cómo vas a salir del pozo si no empiezas a construir tu propia escalera? Has pasado mucho tiempo ahí dentro y nadie te ha tirado una cuerda, así que algo tienes que hacer. Reducir (o eliminar) las inversiones en marketing es el camino más rápido que muchos han tomado para cerrar sus empresas. Durante la Gran Depresión de los años 30, Kellog’s mantuvo su presupuesto de marketing mientras Post, su competidor, no lo hizo. ¿Conoces la marca de cereales Post? No. Kellog´s salió de la crisis dominando el mercado, hasta hoy. Puede que no vendas porque tus antiguos clientes ya no pasan por tu calle, pero ¿y si pudieran comprarte desde sus casas?

8. He leído libros de SEO, el posicionamiento no tiene secretos para mí. Lo siento amigo, pero si fueras panadero y tuvieras la receta de la mejor barra de pan del mundo, ¿la contarías? El SEO es igual. Encontrarás muchos libros y muy buenos, pero la experiencia y la investigación son la base del éxito, y la fórmula secreta no te la contará nadie. Y si a eso le añades que la fórmula cambia constantemente, pues imagínate…

9. Mis resultados no son malos, invertir en SEO sería tirar el dinero. La ambición es la clave del éxito, ¿recuerdas quién quedó cuarto  en los 100 metros lisos de los Juegos Olímpicos de Pekín? Tienes que ser el primero. Puedes ser el primero. No solo por orgullo, está demostrado que siendo primero las visitas a tu web crecerán de manera exponencial.

10. Ya soy el líder, así que no me hagas perder el tiempo. Enhorabuena amigo, pero recuerda que torres más altas han caído. Eres el más fuerte pero eso te convierte en el objetivo de todos. El resto de leones de la sabana te están observando a la espera de un momento de debilidad. Tus rivales quieren ser los primeros, están invirtiendo en SEO, y lo van a conseguir. ¿Acaso le dirías a Fernando Alonso que no pise más el acelerador porque va el primero?

11. Soy primero y siempre lo seré. Eres el león más fuerte, ya lo sabemos. El rey de la selva. Pero los designios de la madre naturaleza, sentada en la cima de Mountain View, en California, son inescrutables. Puedes despertarte un día caloruso y ver que tu querida acacia que tanta sombra te daba ha salido volando por un algoritmo de Google. ¿Y ahora qué? ¿Es demasiado tarde? ¿Por qué no me han avisado?.

No dejes pasar esta oportunidad. El comercio electrónico crece cada año (a pesar de la crisis) y si llegas tarde puede que no te dejen entrar en la fiesta. Da el paso, confía en un buen equipo de marketing online, y deja atrás tus miedos. Te estaremos esperando para cumplir tus sueños.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…