El asesor jurídico de Yahoo, Michael Callahan, ha declarado al diario Financial Times que las restricciones impuestas por la ley china ha desembocado en “serias y penosas consecuencias”, pero ha recalcado que éste es un problema generalizado entre otras compañías del ramo y entre los grupos mediáticos. “Es un dilema que se plantea para todos: operar en un país y respetar las leyes de falta de transparencia o irse”, aseguró.

Por ello, indicó que deseaban poner freno a esta situación con la ayuda del las Autoridades estadounidenses, pero sin especificar más datos.

Yahoo ha solicitado la colaboración del Partido Republicano de Bush para que asuma una postura conjunta con la compañía frente a Pekín para paliar la violación de las libertades que sufren las empresas de internet y los medios.

Esta petición se produce tras la denuncia de los activistas chinos contrarios al régimen, que han atacado al buscador por facilitar datos privados al regimen chino, información que, al parecer, habría derivado en la detención y posterior encarcelación de los disidentes.

Hechos como éste han levantado ampollas entre múltiples activistas estadounidenses y otros líderes de opinión que acusaron a compañías como Yahoo o Google de falta de escrúpulos, ya que cedieron a las presiones asiáticas por expandirse. Tales reprobaciones han llevado a la compañía a plantear una sublevación unánime.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…