En pleno auge de las negociaciones con Microsoft para la compra de Yahoo por 44.600 millones de dólares, éste ha llevado a cabo una jugada maestra. Yahoo experimentará durante dos semanas la publicación de los anuncios de Google en sus resultados de búsqueda.

Con este experimento lo que seguro ha conseguido es estimular el alza en las acciones de Yahoo en un 7%, de manera que lo que parecía una jugada fácil para Microsoft se ha convertido en una situación comprometida.

Si Yahoo y Google mantuvieran esta colaboración se consolidaría en manos de Google el 90% del mercado publicitario de los buscadores, lo que para Microsoft significa pocas posibilidades de ser un competidor real para la gran potencia en internet.

Por otro lado, la subida de las acciones también significaría un incremento del valor empresarial, de modo que la negociación se endurece entre Yahoo y Microsoft, aunque este último parece que no cede, en principio, a replantear su oferta y, es más, le ha dado un plazo de tres semanas a Yahoo para aceptar la oferta o arriesgar a que se reduzca.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…