Desde hace más de una década, concretamente desde 1998, el fundador de la Word Wide Web (la red de Internet), Tim Berners-Lee, viene anunciando el surgimiento de la Web Semántica y que la compañía que lograse aplicar sus criterios a las búsquedas sería la que desbancaría a Google y los demás motores como principales fuentes de las consultas populares.

En este sentido, Webpositer recuerda que estas modificaciones en el procesamiento de información permitirán relacionar todo tipo de informaciones, dando unos resultados más exactos de esa combinación de datos, desde una foto concreta hasta un extracto bancario pasando por una persona que responde a un perfil muy definido (“hombres mayores de 35 años licenciados en derecho en Madrid”, por ejemplo).

El nuevo concepto de web conllevará que los buscadores además de mostrar una lista de resultados “comprendan” la información que se les facilita gracias a una lenguaje común y universal.

La Web Semántica, explican los expertos de Webpositer, implica la codificación en una lengua común de los contenidos, y su estructuración por categorías y géneros hasta clasificarlos desgranando cada detalle. Así, cuando el buscador recopilase su listado de resultados cotejaría que sus referencias cumpliesen todas las variables. Además, un «agente inteligente» rastrearía las páginas web para encontrar la ubicación exacta de cada contenido, teniendo la capacidad de evolucionar y adaptarse a su entorno.

Para Webpositer las principales ventajas de la web semántica revertirán sobre los usuarios

La agencia de posicionamiento en buscadores estima que la web semántica ahorrará horas de búsquedas y consultas por parte de los usuarios, así como su rastreo por los sitios web que en realidad no presentan información relacionada con sus búsquedas.

“Los resultados que ofrezca Google y otros buscadores implementados con esta funcionalidad dotarán de mayor eficacia sus plataformas. El problema es que se desconoce a ciencia cierta cuándo verá la luz una realidad que hoy por hoy es sólo teórica”.

Según Webpositer, esta reinvención de Internet, promovida por el propio Tim Berners-Lee, implicaría disponer de una red con muchos más recursos informativos interrelacionados entre sí, la cual subsanaría los problemas habituales de las consultas on-line. Una web extendida que interpretaría lenguajes universales y expresiones naturales pudiendo dar respuestas a preguntas concretas y complejas como un ente inteligente.

La agencia Webpositer incide en que en la actualidad cuando un usuario de Internet introduce una búsqueda los resultados arrojados por los motores de búsquedas en muchas ocasiones no se relacionan con los que desean encontrar y existen múltiples condicionantes que desvirtúan los resultados. Con la web semántica los resultados serán más significativos y relevantes y, por extensión, las páginas web lograrán visitas de más calidad porque cuando aterricen en la página será porque esta responde a sus expectativas y necesidades.

Webpositer repasa los elementos que componen la web semántica

La agencia de marketing on-line realiza una aproximación al sistema incidiendo en los principales componentes de la web semántica: XML, XML Schema, RDF, RDF Schema y OWL (Ontology Web Languaje”).

Entre las funciones de estos elementos destacan, a juicio de Webpositer, la dotación de una sintaxis elemental que genere estructuras de contenidos dentro de los documentos; un lenguaje simple que proporcione y restringa la estructura y el contenido; otro lenguaje que exprese modelos de los datos; un vocabulario que describirá propiedades y clases de recursos RDF-based, con una semántica que generalizará y jerarquizará las propiedades y clases de los diferentes contenidos, y un mecanismo técnico que desarrollará temas y vocabularios específicos en los que se asocien los recursos mencionados.

Por otra parte, los metadatos (title, autor y keywords), aunque ya es patente su influencia en la indexación de las web y su posterior valoración en los resultados, cobrarán mayor relevancia en la web.

La web semántica no sólo interpretará la información facilitada por el usuario en la casilla de búsqueda sino que, a través de la programación, simplificará los datos que las máquinas deben interpretar codificándolos con un formato común. En definitiva, si algún día llega a materializarse plenamente, revolucionará el concepto actual de Internet.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…