Hace apenas un año y medio que apareció Google Suggest, una aplicación que “sugiere”, como su propio nombre indica, términos de búsqueda a los usuarios después de que estos introduzcan un criterio específico.

Así, cuando el internauta introduce una palabra que le permita efectuar una búsqueda, es el propio Google quien le muestra un listado de expresiones asociadas a esa palabra por si el usuario quiere afinar más.

Desde su surgimiento la herramienta se asoció a la barra de Google como un emblema de la marca de Brin y Page, sin embargo, esta avanzada tecnología les ha pasado hoy factura, ya que la empresa belga ServersCheck ha denunciado al buscador por proponer en sus búsquedas versiones ‘piratas’ de los programas informáticos que desarrolla.

El director ejecutivo de la entidad informática, Maarten Van Laere, asegura que «si un usuario hace una búsqueda con la palabra ‘serverscheck’, Google sugiere versiones ilegales de nuestros productos».

En particular los términos asociados a “serverscheck” eran “serverscheck crack”, “serverscheck serial” o “serverscheck key”. Estas sugerencias derivan de los términos más buscados por los usuarios en la red, pues al parecer la mayoría de las personas que buscan esta empresa en internet están interesadas en “crackear” -descargarse una versión ilegal- los programas de esta empresa de informática.

El sistema de Google Suggest al parecer no analiza las propuestas que realiza a los usuarios, sino que se limita a mostrar las más populares, en este caso, versiones ilegales de sus programas, al generar códigos sin licencia y utilizar software sin pagar por ellos.

Por ello, la firma belga ha demandado al buscador y exige que se modifique el sistema mediante el que opera su aplicación pues, según asegura Laere, los resultados asociados a ServersCheck pueden comparse al hecho de que «una persona que llame para pedir informaciones sobre las tiendas en las que puede comprar un bolso de una marca muy conocida y le sugieran mirar primero los productos falsos».

Los software de la empresa belga están orientados a vigilar redes y servidores de empresas y, ante las reiteradas quejas de sus clientes, intentaron contactar en múltiples ocasiones por vía telefónica y por correo para que zanjase el tema. Al no recibir una respuesta definitiva y satisfactoria, ServersCheck ha optado por emprender acciones legales interponiendo una demanda judicial ante el Tribunal de comercio de Lovaina (Bélgica).

Los representantes de la empresa sugieren subsanar el problema igual que en su día cambiaron las búsquedas asociadas a términos sexuales o tarjetas de crédito. “Google cambió en el pasado su módulo de sugerencias, por ejemplo para palabras relacionadas con temas sexuales y para números de tarjetas de crédito, así que en la práctica debe de ser posible, aunque la multinacional siga diciendo que no es el caso», concluyó Van Laere.

María José S. Valenzuela – Webpositer

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…