Yahoo! acaba de crear sus dos primeros laboratorios fuera de Estados Unidos. Uno en Chile y otro en Espa√Īa (Barcelona). Prabhakar Raghavan, director de investigaci√≥n de Yahoo!, el primer portal mundial, recal√≥ la semana pasada en Espa√Īa.

Pregunta. A diferencia de Google, Yahoo! s√≥lo desde hace unos tres a√Īos se ha volcado en mejorar su tecnolog√≠a.

Respuesta. El actual equipo gestor, encabezado por Terry Semel, dio un nuevo enfoque empresarial reconociendo que debemos construir la audiencia m√°s grande de Internet

[actualmente cuenta con 400 millones de usuarios] y que nos valoren. Es importante entender que las tecnolog√≠as est√°n al servicio del negocio. Hemos de tener la √ļltima, la mejor tecnolog√≠a, siempre que d√© valor a nuestro negocio.

P. Por ello están contratando más y más científicos.

R. Hace siete meses, la compa√Ī√≠a se comprometi√≥ a reforzar el √°rea de investigaci√≥n. El laboratorio se refuerza con ciencia en Internet porque esta ciencia ha sido ampliamente malentendida. La inform√°tica va unida a la econom√≠a.

P. Su portal ofrece contenidos, servicios financieros, descarga musical, juegos… ¬ŅQu√© es Yahoo!?

R. No sé si la simple etiqueta de contenidos es la correcta porque muchos los adquirimos. En cierto sentido, somos un medio social, para gente que busca conocimientos y contenidos en Internet.

P. Seg√ļn recientes comparativas, parece que no hay grandes diferencias entre los grandes buscadores…

R. En relaci√≥n con la calidad de los resultados de las b√ļsquedas, no estamos muy lejos de Google. Hay un grupo de compa√Ī√≠as que ofrecen m√°s o menos lo mismo. Entonces, el valor real est√° en enganchar a las audiencias m√°s all√° de las b√ļsquedas, porque no es suficiente centrarse en ellas.

P. ¬ŅC√≥mo aumentar y retener a la audiencia en Internet?

R. Tienes que preguntarte qu√© fracci√≥n de tus accesos diarios se convierten en b√ļsquedas, probablemente menos del 10%. Por ello hay muchos otros puntos relevantes, como las noticias, el correo electr√≥nico, las interacciones o las compras electr√≥nicas. As√≠, el √©xito ser√° para aquellas compa√Ī√≠as que ofrezcan la mejor experiencia en todos esos campos, no s√≥lo en las b√ļsquedas.

P. ¬ŅD√≥nde est√°n volcando sus esfuerzos de investigaci√≥n?

R. Ahora estamos enfocados en cinco √°reas. La primera es el buscador; la segunda la miner√≠a de datos, muy importante porque tratamos 10 terabytes de datos al d√≠a; la tercera trata las experiencias de usuario, la interacci√≥n humana, con ordenadores o tel√©fonos m√≥viles; la cuarta es la inform√°tica distribuida: en el mundo ahora s√≥lo hay unos pocos grandes ordenadores en Yahoo!, Google o Microsoft que sirven para muchos prop√≥sitos, y construir y mantener esta infraestructura tiene un coste elevado. Es una cuesti√≥n de negocio cr√≠tico, y la ciencia inform√°tica tiene mucho por hacer. La √ļltima √°rea es macroecon√≥mica: entender el mercado digital, las subastas, los juegos… es importante porque debe mezclarse con la ciencia inform√°tica, algo que no existe hoy en d√≠a.

P. Pero los modelos de negocio que les mueven son los anuncios, la venta de m√ļsica…

R. Esos son los modelos actuales. Ahora no sólo tenemos que crear nuevos aparatos, también nuevos negocios.

P. Yahoo! ha dado información al Gobierno de EE UU para controlar la pornografía, y al Gobierno chino para censurar.

R. Hay diferentes asuntos aqu√≠: en el caso de China, cuando escogemos operar en un cierto territorio, cumplimos con las leyes locales. Es la pol√≠tica de la compa√Ī√≠a. El caso de Estados Unidos, sobre las b√ļsquedas al azar, no es necesariamente una cuesti√≥n de intimidad: lo que hemos hecho es cumplir con la citaci√≥n, pero no hemos dado informaci√≥n privada. Somos muy cuidadosos con la intimidad de nuestros usuarios y es bueno ser muy claro al respecto. Por ejemplo, hay programas de e-mail que analizan el contenido para poner anuncios. Lo consideramos inaceptable. Debemos estudiar qu√© parte de los 10 Terabytes de informaci√≥n diarios que tratamos se puede utilizar con prop√≥sito publicitario y cu√°les no. Somos m√°s conservadores que otras compa√Ī√≠as y no usaremos el e-mail, por ejemplo, como hace Google.

P. ¬ŅC√≥mo afecta a Yahoo! el Internet m√≥vil?

R. Es una gran oportunidad. En muchos países la plataforma móvil es la principal, tienen más móviles que ordenadores. Desde luego hay limitaciones en los teléfonos y en el ancho de banda. El reciente anuncio de Yahoo! Go es parte de nuestra visión de transformar un servicio centralizado en uno ubicuo con cualquier aparato.

P. Su acuerdo con Microsoft para que se puedan conectar entre las dos mensajer√≠as, ¬Ņes el comienzo de una estandarizaci√≥n?

R. Es dif√≠cil de predecir porque estos acuerdos se hacen en un momento del negocio. Mirando hacia el pasado, hace 75 a√Īos hab√≠a en EE UU diferentes redes de telefon√≠a y unificarlas fue un progreso.

P. ¬ŅQu√© retos tienen en la tecnolog√≠a para publicidad?

R. La tecnolog√≠a para dirigir los anuncios, incluso en el √°mbito de las b√ļsquedas, es bastante primitiva. Muchas veces los resultados son incluso tontos.

El laboratorio de Barcelona

El grupo del chileno Ricardo Baeza-Yates, contratado por Yahoo! para dirigir los laboratorios de Barcelona y Santiago de Chile, hasta ahora hab√≠a trabajado con buscadores locales. «Hemos podido explorar un poco c√≥mo funcionan, qu√© hace la gente, c√≥mo pregunta, pero ahora ser√° m√°s interesante porque pasaremos de hacer pruebas con dos millones de usuarios a 400 millones». En los pr√≥ximos meses, el laboratorio de Barcelona contratar√° varios cient√≠ficos.

«Queremos hacer cosas como recomendar mejores preguntas; es decir, aprovechar lo que ha hecho antes la gente, para que quien no sabe muy bien qu√© preguntar tenga la recomendaci√≥n del experto. Queremos encontrar patrones o formas de comportamiento que uno no espera». En miner√≠a de la web trabajar√°n en la recomendaci√≥n de consultas. O en mejorar las clasificaciones: si hay p√°ginas que son m√°s vistas que otras es por alguna raz√≥n, entonces uno puede ligar esa informaci√≥n a la clasificaci√≥n de las p√°ginas. «Cuando una persona escoge una p√°gina dice impl√≠citamente que algunas p√°ginas son mejores que otras; es decir, que si alguien no hace nunca clic en una tercera p√°gina por algo ser√°. Muchos buscadores analizan lo que hace un internauta, pero no lo que no hace».

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…