Vamos a hacer un pequeño experimento. Yo te diré el nombre de una marca, y tú has de pensar en los primeros conceptos que esa marca llevan a tu cabeza.

  • Media Markt
  • McDonald’s
  • Apple
  • Zara
  • Coca-Cola
  • BMW

Seguramente, lo primero que has visualizado al leer cada marca, es su logotipo y/o isotipo (el símbolo).

Y tras visualizar esos logotipos, habrán surgido en tu cabeza algunos conceptos o ideas que asocias a esa marca de forma natural. Con palabras o imágenes de ti mismo utilizando los productos de esa marca, seguramente piensas en cosas así:

  • Media Markt: tecnología barata, “yo no soy tonto”…
  • McDonald’s: sabroso, hamburguesas y patatas fritas, comida rápida, barato…
  • Apple: elitista, caro, diseño, estilo, potencia, snob, innovación…
  • Zara: ropa barata y con estilo…
  • Coca-Cola: felicidad, burbujas, alegría, refrescarse cuando hace calor…
  • BMW: Fiabilidad, coches seguros, alto nivel adquisitivo, placer de conducir…

La imagen como disparador de la imaginación de tus clientes

Hay varios motivos que hacen posible este efecto. Los dos principales:

1. Un gran aparato publicitario: No solo la cantidad de anuncios en medios que puedes ver de estas marcas, sino también eslóganes brillantes que calan en el subconsciente: “Yo no soy tonto”, “¿Te gusta conducir?” o “I’m lovin’ it!”.

2. Un producto que responde a las expectativas: Por mucho marketing que hagas, si las hamburguesas no están buenas, los ordenadores no ofrecen un buen rendimiento, o los BMW fallan más que una escopeta de feria, el mensaje no funciona y el cliente no “interioriza” la marca como positiva.

Los elementos visuales hacen de disparadores. Así actúa el #branding visual, @vacreativos - Compártelo en Twitter con un Click

Powered by Vcgs-Toolbox

Pero todo esto no llegaría a ti si esas empresas no tuvieran un branding visual bien definido. Unos símbolos, colores, nombres y tipografías concretos, que se usan siempre igual allá donde aparezca la marca. Y que consiguen que los valores positivos de esa marca (precio, calidad… lo que sea) queden asociados a esa imagen corporativa.

Esos elementos visuales hacen de disparadores. Los ves, y clic, brotan todos los conceptos positivos.

El conjunto de todo esto, es lo que llamamos branding visual.

Y este es el punto en el que pequeñas y medianas empresas suelen bajarse del tren, creyendo que esto no va con ellas y que solo es para grandes marcas.

Me temo que eso es un gran error. Aquí tienes 3 grandes motivos para volcarte en el branding, seas del tamaño que seas.

Las escalas no importan

Esto es lo primero, y tenlo claro: todos los grupos sociales funcionan más o menos igual.

Una multinacional tendrá que buscar la manera de llegar a millones de clientes en los cinco continentes, y tu empresa quizá solo necesite llegar al público online español, o incluso solo a tu población o a tu barrio. Da igual. Se trata de un conjunto de personas que no te conocen, que cuando te conozcan valorarán tu producto y tu servicio, y lo asociarán a tu imagen de marca.

La escala en la que sucede es irrelevante, lo importante es que la gente habla y comparte experiencias: un pc del Media Markt les sale bueno o malo y lo dicen, y con un producto de tu e-commerce, también.

Tu público necesita identificarte y recordarte fácilmente

Y en esto tanto el nombre como la imagen visual de la marca son vitales.

Un buen nombre siempre es pegadizo, fácil de pronunciar. Parece que siempre ha estado ahí. Pocas empresas triunfan teniendo un mal nombre o uno anodino. “Misako” siempre tendrá más potencia que “Bolsos y Bandoleras López”.

Pero a veces ni siquiera es necesario, basta con los elementos del marketing visual.

Para entenderlo fácilmente, te pongo un ejemplo. Puede que no todo el mundo recuerde el nombre “Media Markt”, lo pronuncie o escriba bien. Puede que no distinga esas superficies de otras parecidas. Pero cuando quiera comprarse algún equipo a buen precio, pensará cosas como:

  • Tengo que ir al sitio de los tontos a ver si hay cargadores para el móvil…
  • Iré al “yo no soy tonto” a ver si tiene un disco externo por menos de…
  • A ver… ¿Dónde estaba? ¡Ah mira, carteles rojos y un tío tocándose la cabeza! ¡Ahí!

Un logotipo y unos colores bien escogidos, harán que tu público pueda recordar tu marca aunque no se queden de primeras con el nombre. Y eso puede derivarse en X clientes de más, que tus cuentas necesitan.

Necesitas ahorrar en tus presupuestos de marketing

Poca broma con esta máxima. La partida de marketing puede ser un agujero negro en los presupuestos de cualquier empresa. No porque sea caro, sino porque muchas veces se invierte sin orden ni estrategia de fondo. “Ahora hago SEO durante tres meses, ahora pongo unos anuncios en Facebook, ahora imprimo unos flyers a ver si así…”.

La diferencia entre una empresa gigante y una pequeña simplemente es la escala del dinero invertido, pero el problema es el mismo: hay que tener una estrategia.

Y partir de una buena identidad corporativa abarata en mucho los costes marketing a medio y largo plazo.

  • Porque todas las campañas que realices parten de una misma base visual e icónica, ahorrando en tiempos y costes de diseño.
  • Porque la difusión del mensaje, al lanzarse desde la misma base visual, se expande de forma acumulativa.

Una persona que al abrir su empresa llegó a 2.000 personas con unos flyers verdes, y luego a otros 4.000 en Facebook, con un logotipo azul definitivo que le diseñaron a posteriori… No solo ha tirado a la basura la inversión de los flyers, sino que tendrá que volver a invertir en llegar a esas personas con la nueva imagen.

Una persona que llegó a 6.000 personas desde el principio con una imagen corporativa definida, no solo ya ha llegado. Cualquier publicidad posterior “lloverá sobre mojado”, calando en el público a tu favor.

Se trata de que cualquiera, en cualquier parte y en cualquier momento, pueda identificarte y recordarte de la misma forma.

Si vas en serio, necesitas branding visual profesional

Como diría Matías Prats con esa voz tan inquietante, permíteme que insista. No importa el tamaño de tu empresa, sino el tamaño de tus ambiciones.

Si has creado una empresa, te has volcado en ella y quieres que funcione y dé trabajo y rendimiento durante años, necesitas dotarla de un branding visual potente y bien definido. O caerás en el olvido.

Esto implica que el sobrino “al que se le da muy bien el diseño” o “un amigo que es artista y me va a hacer un logo”, no sean las mejores opciones.

Necesitas una empresa especialista en desarrollo de identidad corporativa, que no solo sepa crear logotipos atractivos, sino memorables, versátiles y con una clara vocación comercial. Porque estás aquí para salir en un museo, sino para vender.

¿Qué quieres ayuda y no sabes por dónde empezar? Pues te recomiendo que visites nuestra agencia VACreativos, donde llevamos ya muchos años asesorando a empresas y creando sus identidades corporativas.

¡Escríbenos y consúltanos cualquier duda que tengas con el branding de tu marca!

Datos del autor:

  • Vardan Khachatryan Bagdatiev, Project Manager de VA Creativos, agencia especializada en comunicación visual y marketing online.
  • WEB: www.vacreativos.com
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…