Cómo plantear una buena estrategia de contenidos para tu blog de empresa

El blog de empresa es el medio ideal para favorecer el acercamiento entre la empresa y el cliente. Se trata de un canal que permite mostrar un lado de la empresa más útil y relevante para el cliente; dejando al margen su interés comercial.

 

En este blog el que habla no es el departamento de ventas, sino otros, como el de relación con el cliente, el de desarrollo de producto, el de innovación… Cada uno tiene su espacio, sus objetivos, su lenguaje y enfoque particular, dirigido a aportar valor, solucionar dudas, generar confianza y fomentar una actitud positiva respecto a la marca.

En este entorno, el diálogo se centra en satisfacer las necesidades de conocimiento por parte del cliente, bien sea acerca del sector en el que se mueve la empresa, las ventajas de sus productos y cómo pueden mejorar su día a día, o los beneficios que aporta la organización al entorno que le rodea.

En resumen, el blog corporativo actúa como intermediario entre la web general de la empresa (portal, tienda online), y el público objetivo. Aquí el cliente puede obtener toda la información que precisa sobre la organización, creada específicamente pensando en él y en sus necesidades concretas.

El blog debe estar enfocado al público y a sus necesidades, @karimesan - Compártelo en Twitter con un Click

Powered by Vcgs-Toolbox

¿Cómo definir el tipo de contenidos y planificar la estrategia de publicaciones en el blog corporativo?

plantea-objetivos

Para conseguir que el blog de empresa realmente se convierta en el canal de referencia del sector, el lugar que el público objetivo elija como fuente de primer nivel para obtener información útil, necesitamos tener un plan; diseñar una estrategia en base a los siguientes aspectos:

Plantea objetivos concretos y tangibles

¿Qué quieres conseguir con el blog corporativo?, ¿quieres ganar suscriptores?, ¿necesitas que tus posts aparezcan en Google por delante de tu competencia?, ¿quieres posicionar los productos antes de que salgan al mercado? ¿va a ser tu blog la fuente de conocimientos sobre un producto muy demandado? Plantéate estas y todas las preguntas que necesites. Es un paso fundamental antes de ponerte a escribir cualquier post en tu blog de empresa.

Define a tu audiencia

define-tu-audiencia

¿A quién te vas a dirigir?, ¿qué intereses y preferencias tiene tu público objetivo? ¿sabes qué tipo de contenido consume?, ¿qué tono de la comunicación vas a utilizar?, ¿cuál es el mejor momento para publicar contenido? Estas características te ayudarán a definir el estilo de tu blog, la frecuencia de publicaciones y cómo dirigirte a tu público objetivo con tus contenidos.

Define tu audiencia y define la frecuencia de tus publicaciones

Ponte en los zapatos de tu público objetivo, y plantea escenarios concretos. ¿Qué información te gustaría encontrar si tienes X problema?, ¿qué datos son los necesarios para tener claro que este es el producto que necesitas?, ¿cómo mostrar las garantías de la compra, para que generen confianza y aparezcan claras y concisas? En muchas ocasiones, tienes en tu mano la clave para ser útil, solo tienes que planteártelo.

Calendario de publicaciones

Al hilo de lo que se explica en el punto anterior, elabora tu planificación de contenidos en función de los hábitos de dos cosas: tus recursos, y los hábitos de tu público. Tan importante como la calidad del contenido es su calendarización.

También es necesario tener en cuenta las fechas señaladas, y temporadas en esta planificación. Bien utilizadas, te pueden ser de gran ayuda para orientar la temática de una publicación concreta o, por el contrario, arruinar el envío de un mailing, si coincide con un día de puente, o fiesta para tu público objetivo.

Analiza a tu competencia

analiza-tu-competencia

Sigue siempre de reojo los pasos de tu competencia. Te servirá tanto para coger ideas, como aprender de sus errores, y saber qué hacer para superarlo. Suscríbete a su newsletter, monitoriza su actividad en las redes sociales, y extrae conclusiones acerca de lo que funciona y lo que no.

Estudia tu sector y descubre oportunidades

estudia-tu-sector

El contenido debe satisfacer una necesidad. Bien sea informativa, de entretenimiento, formación sobre un producto. Por tanto, no te dispongas a desarrollar una estrategia de contenidos sin tener un enfoque claro de la misma. Analiza con detenimiento lo que acontece en tu entorno, permanece atento a las oportunidades y centra tus esfuerzos en crear contenidos altamente efectivos.

Refuerza los puntos fuertes de tu blog

¿Cuáles van a ser tus valores diferenciales?, ¿qué va a aportar “de nuevo” tu blog? En definitiva, ¿qué tienes tú que no tengan los demás? Piensa en los argumentos sobre los que construir tu estrategia de contenidos para el blog de empresa. Estos pueden ser: acompañar los posts con infografías, dar una perspectiva más técnica y en profundidad sobre los productos/servicios a tratar, incluir vídeos explicativos, etc. Ten presente una cosa: no vale con pretender ser el mejor, e incluso conseguirlo una vez; hay que trabajar duro para demostrarlo con cada nueva publicación.

Aporta valor a cada una de tus publicaciones 

Plantea una estrategia variada también en cuanto a tipo de contenido

plantea-estrategia

¿Has pensado en el guest posting?, ¿y si entrevistas a personajes relevantes de tu sector? Diversifica tanto en naturaleza del contenido (imagen, texto, vídeo, podcast), como en su enfoque y tratamiento de la información. Si lo sabes conjugar bien, conseguirás diferenciarte, y postularte como una buena fuente de información para tu público objetivo.

Anima a tu público a generar contenido

En plena era de internet 2.0, los usuarios no solo tienen voz y voto y plena capacidad para generar contenido, sino que disfrutan con ello. Solo tienes que saber cómo motivarles y orientarles hacia tus objetivos. Los usuarios pueden crear contenidos interesantes, que tengan gran repercusión, si generas la oportunidad, y les invitas a ello. Bien sea en base a sus comentarios sobre productos, la creación de sus propios vídeos utilizando el producto, o con fotos exhibiendo su reciente adquisición en tu tienda online. Ingéniatelas para convertir a tus clientes, potenciales y actuales, en editores de tu contenido, y, como consecuencia lógica, en tus prescriptores de primer nivel.

Crea contenido adecuado a cada fase específica del ciclo de compra del cliente

publico-escribir

No es lo mismo que tu cliente esté empezando a conocer el producto, o que necesite tantear el mercado y conocer las distintas opciones, en aras de elegir empresa para comprar. Cada momento requiere de una información distinta; que aporte datos concretos, orientados a satisfacer una necesidad concreta, solucionar una duda, o generar confianza en torno a la marca para, finalmente, decidirse por ella. Cuando el usuario aterriza en nuestro post, tenemos ante nosotros la gran oportunidad de que nos dé su trato de favor. El contenido en particular, y el blog en general, han de ser dignos de ello.

Diseña una estrategia para la difusión de contenidos

Sin un buen plan de comunicación online, tu maravilloso contenido puede desperdiciar gran parte de su alcance potencial. Con esto nos referimos a que contemples todas las opciones de viralización de tus creaciones. Desde su envío mediante newsletter, hasta las acciones en redes sociales, pasando por la negociación con influencers, o la contratación de publicidad en las redes sociales. Todo ello sin olvidar una buena optimización SEO del post. Cualquier iniciativa puede sumar, si parte de una buena planificación.

Análisis, evaluación y resultados

En marketing online todo se puede medir. Si además partimos de una base hecha por y para nosotros, donde cada elemento está concebido en base a un objetivo, y orientado a la conversión, podremos seguir los pasos de nuestro público dentro de la página y saber dónde hemos fallado, qué puntos tenemos que reforzar, o bien cuáles son nuestros posts estrella y ventajas competitivas.

Aprovecha el tirón de tus contenidos más relevantes

contenidos-mas-importantes

Todo el esfuerzo volcado en generar contenidos de calidad para tu blog de empresa habrá merecido la pena si sabes cómo explotarlo. Los procesos de análisis y evaluación son constantes en marketing online. Siempre hay algo que mejorar y siempre encontramos algún aspecto a optimizar.

Para aumentar estos resultados, vamos a partir de aquellos puntos en los que más destacamos. La analítica será tu gran aliada. Tanto las métricas de tu sitio web, como los datos aportados por las redes sociales son indicativos a tener en cuenta. Busca los detalles por pulir, y aumenta la capacidad de atracción y conversión de tu blog, a partir de lo que ya es bueno. Esto además te dará una clara orientación sobre qué es lo que realmente busca y necesita tu público objetivo, y hacia dónde readaptar tu estrategia de contenidos.

Conclusión

En resumen, se trata de no invertir recursos en crear posts, sin antes tener un objetivo claro. Incluso establecer qué respuesta quieres obtener por parte de los usuarios que lleguen a él, con ayuda de los cada vez más frecuentes Call To Action (CTA). De este modo, ofrecerás contenido útil y de valor, que conseguirá allanar el camino hacia la conversión. Ten presente una cosa, si trabajas con una buena estrategia de contenidos, no habrá mensaje que se te resista.

¿En qué basas la estrategia de contenidos para tu blog de empresa?, ¿qué recursos son los que mejor te funcionan?, ¿tu blog atrae tráfico de calidad a tu web?, ¿qué necesitas mejorar? Si necesitas una orientación profesional, aquí estamos para ayudarte.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…