¿Google puede penalizarme?

Empecemos por el principio. Google es juez y parte dentro de sus dominios, en los que puede hacer prácticamente lo que quiera. Una vez entendamos esto toca preguntarse, ¿pero por qué me iba a penalizar? Pues basicamente porque a Google no le gustan las trampas, y cuando sospecha que una web está incurriendo en alguna le castiga sin previo aviso.

Puede que no hayas hecho nada malo, o simplemente que no hayas hecho nada en un periodo de tiempo razonable antes de la penalización. Pero las leyes de Google van cambiando, haciendo que lo que antes era normal ahora esté mal visto, y además su robot se hace más listo cada día.

¿Cómo sé si me ha penalizado?

Bueno, vayamos al lío. Hay tres pasos básicos para comprobar si Google te ha penalizado o si simplemente ha valorado otros sitios mejor que al tuyo haciéndote descender posiciones en su ranking.

  1. Comprobando la indexación: Con este paso queremos saber si el buscador te sigue teniendo en su base de datos o si te ha borrado. Busca tu web en Google utilizando el comando “site:tuweb.com”.

    Si aparecen varias páginas de resultados con enlaces a tu web, aún sigues en Google. Si por el contrario solo ves unos pocos resultados a tu sitio, o no ves ninguno, es que estás oficialmente fuera del buscador. Al final del texto veremos qué tienes que hacer.

  2. Comprobando si existe penalización: Vamos a comprobar si Google ha penalizado tu sitio retrasando varios lugares tu posición. Esto es como cuando en la Fórmula 1 Hamilton queda primero en la sesión de clasificación pero luego los comisarios dicen que tiene que salir quinto porque no ha cumplido alguna norma.

    Busca tu dominio o alguna palabra en concreto que sea única para tu web, si aparecen otros resultados por encima del tuyo es muy probable que tengas una penalización.

  3. Confirmando la penalización: Busca varias palabras clave para las que sabías que aparecías en primera página, si ahora tus resultados aparecen en todas ellas más lejos de la tercera estás confirmando la penalización.

En definitiva, si tu web sigue indexada en su totalidad, aparece en primer lugar cuando buscas tu dominio o alguna keyword única de tu web, y tus palabras clave más potentes sólo han perdido algunos puestos, es que tu web no ha sido penalizada.

Lo único que te ha pasado es que Google ha cambiado la valoración de tu sitio con respecto a los otros, otorgando a estos una mejor clasificación. Suele pasar cuando Google actualiza su algoritmo, que al paso que vamos es casi todas las semanas.

¿Y si estoy penalizado?


Si efectivamente se han confirmado tus peores presagios y Google te ha impuesto una penalización debes hacer lo siguiente:

  • Si eres consciente de que has incumplido alguna de las directrices de Google, solventa tu error lo antes posible.
  • Si no sabes qué ha pasado, entra en tu Panel para Webmasters de Google y comprueba, en el apartado “Diagnóstico“, algunas herramientas como “Estadísticas de rastreo“, “Explorar como Googlebot” y “software malintencionado”.

Sea como fuere, una vez que hayas cambiado lo que a Google no le estaba gustando, envía una solicitud de reconsideración para que vuelvan a valorar tu sitio.

Recuerda que si necesitas ayuda para salir de una penalización o si quieres recuperar esos puestos que tu competencia te ha ganado, en Webpositer somos expertos.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…