La primera impresión cuenta -y mucho- a la hora de juzgar una web. Por lo menos esa es la conclusión a la que han llegado unos investigadores de la Universidad de Carleton de Ottawa (Canadá), quienes aseguran que 50 milisegundos -o lo que es lo mismo, el tiempo que dura un simple parpadeo o un fotograma cinematográfico- bastan para que un individuo valore la calidad de un portal en la Red.

«Mis colegas creen que es imposible ver nada en menos de 500 milisegundos (…), pero si la primera impresión no es favorable, los usuarios estarán fuera de tu portal antes de saber que le puedes ofrecer más que tus competidores», ha asegurado Gitte Lindgaard, quien ha publicado su descubrimiento en la revista El comportamiento y la información tecnológica, según informa Nature.

Un diseño atractivo ayuda a que las personas crean que su decisión inicial es la correcta. De hecho, el 60% de las visitas que recibe una web comercial proceden de motores de búsqueda tales como Google. Esto permite que el usuario disponga de un listado de noticias, de tal forma que pinchará en la primera que aparezca, la mirará durante unos pocos segundos, y regresará al listado principal de Google si no le satisface. «A la gente le gusta sentirse cómodo en una web (…), un diseño atractivo ayuda a que las personas tengan la impresión de que su decisión inicial es la correcta», ha afirmado Lingaard.

¿Cuáles serían entonces las claves de una web visualmente atractiva? Según Marc Cuadron, diseñador web de la agencia londinense Pod1, un portal en la Red debe de tener un contenido gráfico limitado, de manera que un simple golpe de vista permita abarcarlo. «Es necesario obtener la información de la manera más rápida y sencilla posible, y asegurarte de que tu página es la más rápida en cargar», ha destacado Cuadron.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…