Frases hechas tipo «quien hizo la ley, hizo la trampa» encuentran un fácil reflejo en la sobreoptimización. Sin embargo, todo virus puede combatirse con las dosis precisas de fármacos SEO, de «White Hat SEO», pequeñas píldoras que pueden ahorrarte más de un dolor de cabeza y que darán puntos para afianzar una futura «amistad» con Panda y Penguin.

12 Consejos para combatir la Sobreoptimización SEO

Una correcta optimización de un sitio web siempre es acicate para posicionarse en las SERPs en consultas relacionadas con nuestro nicho de mercado. Por ello, os planteamos algunas técnicas que pueden aplicarse y extrapolarse a cualquier sector, mutatis mutandis:

1. Crea títulos y descripciones auténticos y con estructura naturalizada.- Elabora titulares orientados a su lectura por parte de seres humanos, no pensando en su optimización para robots. En lugar de repetir varias keywords yuxtapuestas, combínalas o añade tu marca para evitar que parezca keyword stuffing. Para combatir esta técnica de sobreoptimización SEO utiliza sinónimos y términos que, aun perteneciendo al mismo campo semántico, enriquezcan en lugar de saturar al lector (usuario / robot). Los porcentajes de densidad de palabras clave «permitidos» oscilan entre el 3 y el 5%, incluso a veces es recomendable menos, y podemos medirlos online con herramientas como estas:

Los análisis que realizan cada una de ellas difieren en función de los parámetros evaluados en cada caso, por lo que pueden cotejarse varias al tiempo o elegir la que más se adecue a nuestros objetivos.

keyword-density-keyword-stuffing

2. Redacta contenidos Originales y de Calidad.- Evita la duplicidad de contenido o que sea muy parecido, y aboga por una redacción que aporte información fresca y novedosa al lector, como si de una novela que tiene que «enganchar» se tratase. Para ello, evitaremos que los títulos se repitan (nadie lee dos capítulos iguales, salvo que relea) o se parezcan mucho, porque el usuario y/o robot considerarán que están viviendo un déjà vu y la relevancia caerá en picado. Potencia la calidad frente a la cantidad. Menos textos y más elaborados, donde prime la calidad, la concisión y que resulten útiles al lector.

Asimismo, muestra SIEMPRE los mismos contenidos a usuarios y buscadores, jerarquizados y sin incurrir en cloaking (encubrimiento consistente en cargar unos contenidos al robot y otros a los usuarios en una misma URL) o doorways («puertas» o páginas de entrada a tu web diseñadas solo para buscadores y que redirigen directamente al usuario a las páginas que realmente les interesa que vean).

3. Utiliza las metaetiquetas H1, H2 y H3.- Estas se corresponden con el título, el subtítulo o descripción / entradilla del contenido y los titulillos internos (o ladillos, en periodismo) de la información que presentas. En este sentido sí se pueden tener varios titulares internos para estructurar la información mejor (al menos de momento) pero solo un titular y una entradilla si no queremos despistar al buscador y sobreoptimizar la página.

sobreoptimizacion-optimizacion metaetiquetas

4. Controla la extensión de las Metaetiquetas Title, Description y Keywords: Su extensión debería ser de unos 70-80 caracteres, en el caso del título; unos 156 caracteres en la description, y un máximo de entre 5 y 10 keywords. Extenderse más diluirá los beneficios de estos atributos.

Metatags optimizadas: estructura metaskeywords, meta description, meta title

5. Utiliza el atributo ALT en las imágenes.- Quizá parece que este punto contraviene los consejos de la semana pasada, pero no hay que confundir ocultar texto en estas etiquetas con dotar a las imágenes de una descripción que ayude al buscador a clasificarlas. Google asegura que no reconoce el texto integrado en las imágenes en sus rastreo, pero sí incentiva la creación de descripciones asociadas.

6. Optimiza tus vídeos: incluye textos descriptivos en HTML que hagan referencia al vídeo, Google valora incluso la transcripción de su contenido en texto.

7. Y socialízalos.- Permite que otros usuarios compartan tus contenidos en sus redes a través de botones para followers, al ser este un modo de obtener relevancia natural entre los buscadores. En este aspecto, recuerda que tan importante es el número de follows como la calidad de los mismos, nunca será igual que te retuitee El País que si lo hace alguien anónimo que, además, no le saque partido a las tecnologías sociales.

contenidos web socializados para redes sociales

8. No abuses de los enlaces internos.- Como apuntábamos en la Primera Parte, el enlace entre páginas debe ser natural, casi necesario para que los contenidos estén estrechamente relacionados entre sí. Igualmente, nos fijaremos un límite racional e iremos modificando la palabra clave que esgrimamos como texto ancla («anchor text»). Por supuesto, no enlaces siempre la misma URL porque la estrategia se evidencia demasiado. El Link Juice de la página se repartirá entre todos los enlaces presentes y, si introduces varias veces el mismo link, Google solo valorará (en el mejor de los casos) el primero de ellos. Ante la duda, evita la manipulación de enlaces y, sobre todo, olvídate de ocultarlos. Asimismo, revisa que no existan enlaces rotos o páginas dinámicas con excesivas variables, cuanto más cortos sean los parámetros, mayores facilidades estarás dando al robot para rastrearlos.

9. Backlinks de calidad y variados.- El Link building o linkbuilding en sí mismo no está penalizado como tal, aunque sí resulta esencial seleccionar las fuentes con especial ahínco, obteniendo enlaces de calidad (no de intercambios, compra-venta o sitios repletos de spam, por ejemplo), progresivos en el tiempo y de fuentes variadas, de forma que Google interprete que se tratan de «referencias naturales» desde otros sites. Una de las técnicas de construcción de enlaces más recomendadas es el Link bait, dado que si un contenido resulta grato al usuario puede que desee enlazarlo desde su blog o su perfil de redes sociales, sin que por ello se califique como WebSpam. Asegúrate, a través del apartado de enlaces entrantes de las Webmaster Tools de Google, de que los enlaces entrantes no proceden de sitios sospechosos (granjas de enlaces, software automáticos, granjas de contenido, etc.).

Tu responsable SEO debería buscar manualmente los sitios de calidad donde podría aparecer tu web enlazada, directorios profesionales, blogs del sector, etc. Nos pese a quien nos pese, la construcción de enlaces sigue manteniendo la regencia del posicionamiento mientras el valor del contenido madura lo suficiente como para asumir su anunciado reinado.

10. Evita la etiqueta Noindex / Follow: Con esta metaetiqueta le estás indicando a los buscadores que no indexen la página web, pero sí detecten los enlaces a los que apunta. Su uso indiscriminado puede despertar sospechas sobre la calidad de los contenidos, apuntalados como marco para colocar los enlaces. Tampoco caigamos en el vicio contrario, abusar de los nofollow internos.

11. Cuida el diseño, la usabilidad y la confianza.– Crear páginas que fomenten la identidad corporativa como el Quienes Somos, las Preguntas Frecuentes, las diferentes políticas o su identificación con perfiles reales («autoría de Google») contribuye a generar confianza en buscadores y usuarios. En este aparato, para mejorar la experiencia de usuario y robot, cabe hacer especial hincapié en la erradicación de los errores de rastreo, la creación de un mapa web, etc., información que capturan las herramientas para webmaster.

12. Controla la publicidad.- No cargues la página de banners, anuncios de adsense, etc., y tampoco coloques la publicidad sobre el texto o en la cabecera de la página, a sabiendas de que es donde el ojo del usuario se dirige primero. Está bien rentabilizar el sitio, pero no olvides que la gallina de los huevos de oro tiene ciertos límites.

Esperamos que estos consejos para combatir la sobreoptimización os resulten útiles y propicien:

  • Un bajo Porcentaje de Rebote: Si se dispara es porque a los usuarios no les interesa el contenido que encuentran en el sitio.

  • Un alto Índice de Visitas y Follows de un contenido (texto, imágenes, vídeos, páginas…): Si muchos usuarios lo comparten y lo recomiendan, el buscador entiende que reviste interés.

O, al menos, ¡un próspero posicionamiento en buscadores!

Artículos relacionados:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…