Tal vez, cualquier parecido con la realidad sea pura coincidencia pero lo cierto es que Twitter cada vez ocupa más tiempo en nuestra realidad diaria. La necesidad de compartir es innata del ser humano y esta red social, con algo más de 100 caracteres, nos permite alzar la voz llevando nuestros opiniones, gustos y disgustos a una amplia audiencia. Pero… ¡cuidado! Porque, como todo lo bueno, puede que al final no puedas vivir sin sentir la llamada de este lindo pajarito. ¡Crea dependencia!

Fuente – Brad Fitzpatrick

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…