Google y Microsoft anunciaron el pasado jueves que habían llegado a un acuerdo para solucionar litigios pendientes que habían impedido a un ex ejecutivo de Microsoft liderar los proyectos de investigación en China del líder de las búsquedas en Internet.

Microsoft dijo que su antiguo ejecutivo, Kai-fu Lee, Google y Microsoft habían alcanzado un acuerdo mutuo y habían decidido no desvelar sus términos.

Ambas compañías, rivales directos en el lucrativo y creciente

mercado de la publicidad en Internet, dijeron que no realizarían más declaraciones al respecto.

«Microsoft, el Dr. Lee y Google han alcanzado un acuerdo que soluciona su litigio pendiente», dijo Microsoft en un comunicado, añadiendo que «formaba parte de un acuerdo privado que resuelve todos los problemas para satisfacción mutua».

«Estamos satisfechos con los términos del acuerdo», dijo David Drummond, vicepresidente de desarrollo corporativo y asesor general de Google en un comunicado.

Google y Microsoft iban a ir a juicio el próximo mes en Washington después de que el gigante del software acusara al buscador de Internet y a Lee de violar un acuerdo firmado con Microsoft por el que el ejecutivo se comprometía a no trabajar para la competencia.

Google respondió con su propia demanda contra Microsoft, presentada en un tribunal de distrito en San Jose, California.

Lee fue fichado por Google para liderar sus proyectos de investigación en China. Había creado el centro de investigación y desarrollo de Microsoft en Pekín antes de mudarse a su sede de Redmond, Washington, para trabajar en programas que permiten a los ordenadores procesar conversaciones usando lenguaje coloquial.

En un testimonio judicial en septiembre, Lee dijo que se fue de Microsoft tras considerar frustrante la forma de trabajar de la compañía en China. Google le tentó con un paquete de beneficios laborales que supuestamente ascenderían a 10 millones de dólares.

Un juez del estado de Washington decidió en septiembre que Lee podría empezar a ayudar a Google a establecer sus operaciones en China, pero impuso restricciones a su trabajo a la espera del juicio de enero.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…