Tanto Google como Microsoft, Yahoo o Cisco Systems fueron esta semana blanco de las cr√≠ticas de pol√≠ticos estadounidenses por no acudir a una comparecencia, prevista para el mi√©rcoles, sobre sus pr√°cticas de censura en China.Los gigantes inform√°ticos dijeron que no pod√≠an presentarse con tan poco tiempo de antelaci√≥n y se√Īalaron que testificar√°n en una audiencia en el Congreso estadounidense el pr√≥ximo 15 de febrero.»Estas grandes y exitosas empresas de alta tecnolog√≠a que renunciaron a enviar a sus portavoces deber√≠an estar avergonzadas. Cedieron ante Pek√≠n s√≥lo para aumentar sus beneficios», dijo Tom Lantos, el dem√≥crata que copreside el consejo de Derechos Humanos que organiz√≥ el encuentro.Mientras tanto, su colega dem√≥crata Tim Ryan se√Īal√≥ que las compa√Ī√≠as estadounidenses continuar√°n expandi√©ndose en el mercado chino «pero no deber√≠an dejar que los beneficios pesen m√°s que los valores tradicionales democr√°ticos como la libertad de expresi√≥n».La empresa que m√°s cr√≠ticas recibi√≥ al respecto fue Google, lo cual no es de extra√Īar, pues una compa√Ī√≠a que se rige por el eslogan de «no hacer el mal» crea unas expectativas muy altas que, en lo que respecta a la censura en China, a todas luces ha dejado de cumplir.Un estudio del grupo Human Rights Watch en China, enmarcado en su campa√Īa para potenciar los derechos humanos con motivo de los Juegos Ol√≠mpicos de Pek√≠n, puso en evidencia la f√©rrea censura que ha facilitado Google al Gobierno chino.»Una de las mayores amenazas del control del Gobierno chino es el reducido abanico de informaci√≥n disponible sobre asuntos sensibles para los chinos», dijo esta organizaci√≥n esta semana.El grupo llev√≥ a cabo el estudio desde el extranjero realizando las mismas b√ļsquedas en google.com (buscador internacional), google.cn (buscador espec√≠fico para China) y google.com.tw (buscador para Taiw√°n).Del estudio se desprende que existe una obvia censura en torno a todos los t√©rminos considerados tab√ļ por el Gobierno chino, como Tiananmen, Falung Gong, el T√≠bet, la pena de muerte e incluso el Partido Comunista.Si, por ejemplo, se buscan im√°genes de Tiananmen, el escenario de la protesta estudiantil de 1989 que concluy√≥ en una sangrienta masacre, en Google cn. aparecen im√°genes de la plaza de tipo tur√≠stico, como una bandada de p√°jaros o unos viandantes paseando por la zona.Pero si se realiza esta misma b√ļsqueda en Google.com, la versi√≥n sin censurar del buscador en Estados Unidos, aparecen tanques que avanzan por la plaza para frenar las protestas.La cuesti√≥n es que, para adquirir las licencias necesarias para operar en el pa√≠s asi√°tico, tanto Google como Yahoo o Microsoft accedieron a bloquear los resultados que China no encuentra aceptables.Por su parte, la organizaci√≥n Reporteros Sin Fronteras ya manifest√≥ d√≠as atr√°s que «el lanzamiento de Google.cn es un d√≠a negro para la libertad de expresi√≥n en China. La firma defiende los derechos de los usuarios estadounidenses frente al gobierno de EEUU pero fracasa a la hora de defender a sus usuarios chinos».En otro orden de cosas, el buscador estrella de la red fue blanco de la ira de sus accionistas esta semana cuando no alcanz√≥ las expectativas por primera vez desde que sali√≥ a Bolsa en 2004.Google concluy√≥ el a√Īo con unos beneficios netos de 1.465 millones de d√≥lares, un resultado m√°s de tres veces superior al obtenido el a√Īo anterior, pero por debajo de lo esperado por los analistas, lo que desemboc√≥ en un reducido descenso de sus acciones.Quiz√° todo esto signifique ni m√°s ni menos que el principio del fin de la luna de miel que hasta la fecha Google ha tenido con sus usuarios y accionistas.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…