Esta nueva herramienta, Google Desktop 3 Beta, que aún está en la última fase del proceso del desarrollo, destaca especialmente por una de sus características, la de poder extraer información desde un ordenador de todos los demás que puedan pertenecer a un mismo usuario.

Esta nueva aplicación se ha denominado “Búsqueda entre ordenadores” (Search Across Computers), y da acceso a los documentos y páginas vistas desde cualquiera de los terminales; pero para hacer uso de ella, ha de instalarse necesariamente la herramienta Google Desktop 3 Beta en cada uno de los equipos, así como marcar los documentos y carpetas que se compartirán.

Hasta este punto no surte la polémica. Sin embargo, cuando se ha hecho público que Google efectuará copia de los mismos y los almacenará en todos los terminales del usuario, ha saltado la voz de alarma entre sus detractores, ya que despierta la desconfianza entre determinados organismos. Así, entidades como Electronic Frontier Foundation (EFF) miran con reticencia el proyecto, ya que consideran que puede ir en contra del derecho a la privacidad de los usuarios.

El punto más conflictivo estriba en el hecho de que Google almacene temporalmente en sus servidores los ficheros.

No obstante, la aplicación cuenta con una contraseña de windows para que el usuario bloquee, o al menos acote, las búsquedas de ficheros.

Por otra parte, el nuevo Google Desktop 3 Beta facilita el desplazamiento de los paneles de la barra lateral hacia otros lados del escritorio.

Actualmente, el programa cuenta con múltiples handicaps pendientes de subsanar, tales como que sólo puede esgrimirse en Windows XP y Windows 2000 Service Pack 3, y en su versión en inglés, aunque la compañía quiere tranquilizar a los usuarios garantizándoles que a corto plazo podrá instalarse en 15 idiomas más.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…