Después de varios recursos presentados por la compañía Louis Vuitton desde que en 2003 se iniciase el litigio en los tribunales, éstos han decantado finalmente la balanza a su favor.

Según el diario galo Le Monde, Google tendrá que indemnizar con 300.000 euros por “imitación, competencia desleal y publicidad engañosa”, además de correr con los costes del proceso, que suman 60.000 euros.

Los propietarios de Lowe, entre otras firmas de artículos de lujo, presentaron una demanda contra el buscador por aceptar el uso de “palabras clave” relacionadas con marcas registradas de la firma. Estas palabras clave se correspondían con criterios contratados en el servicio de AdWords de Google, no del posicionamiento natural, por lo que el buscador era el último responsable de la aprobación de estas palabras.

La consecuencia inmediata de esta fórmula de posicionamiento propicia que cuando un usuario del buscador teclea alguna de las marcas del modisto francés, se listen anuncios asociados por otras empresas a las marcas de Louis Vuitton, una práctica que se condena con esta sentencia.

M. Jos̩ S. Valenzuela РWebpositer, alta en buscadores

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…