Google ha recibido numerosas críticas por su decisión de crear un buscador específico para China que accede a las normas de censura en Internet impuestas por la dictadura de Pekín. Muchos críticos le han recordado a los directivos de la empresa su lema «no hacer el mal» (o «no seas malo», según una traducción más fidedigna), preguntándose si lo están siguiendo en este caso.

El director general del buscador, Eric Schmidt, ha defendido a su empresa alegando que hubiera sido peor no hacerlo y que «hicimos una escala de males». Fuera de China no se puede comprobar el uso del buscador para ese país.

Eric Schmidt considera al respecto, según lo publicado en Google Dirson, que «hemos concluido que, aunque no estábamos encantados con las restricciones, sería incluso peor no intentar servir a los usuarios en absoluto». Teniendo ello en cuenta, sigue Schmidt, «hicimos de hecho una escala de males», considerando que el peor de ellos era no prestar ningún servicio de búsqueda. Schmidt ha hecho estas declaraciones en el Foro Económico Mundial, que se celebra en Davos, a pregunta de un asistente del público. Recordemos que Google decidió, tras varios meses de debate interno, sacar su nuevo buscador en chino, google.cn, en una versión cercenada, según las imposiciones del régimen dictarorial. Dado que Pekín está esforzándose por controlar la información que se filtra en Internet, nunca hubiera permitido a la empresa estadounidense ofrecer una versión no censurada de su buscador, por lo que la compañía sólo tenía dos opciones, o lanzarla bajo las condiciones de la dictadura o no ofrecer el servicio. Google eligió la primera opción y Reporteros Sin Fronteras reaccionó a la noticia diciendo que era «un día negro para la libertad de expresión en China». Como ejemplo del modo en que funciona la censura en el nuevo buscador en chino, se ha mostrado la diferencia en las imágenes que encuentra un usuario cuando teclea Tiananmen en el buscador chino (imágenes pacíficas que no hacen referencia a la represión de los estudiantes que reclamaban democracia y más libertad), y cuando se buscan las mismas imágenes, por ejemplo, en español.  No obstante, si uno se dirige al buscador en chino (dirección http://www.google.com/intl/zh-CN/), y teclea Tiananmen, en el segundo menú, el de las imágenes, encontrará las del héroe chino enfrentándose a los tanques enviados por la dictadura comunista para reprimir la revuelta pro democrática. La cuestión es si los usuarios chinos pueden acceder a dicha página, aunque esté en su idioma. Por que, de hecho, los usuarios fuera de China no podemos acceder al buscador creado por Google para los ciudadanos de ese país. No se puede comprobar el uso de google.cn, ya que el servidor redirige automáticamente a la dirección local, en nuestro caso google.es.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…