Page y Brin han recurrido a sus inmensas fortunas, valoradas en unos 16 mil millones de dólares respectivamente, para financiar la mitad de los gastos de la producción del filme, que están en torno a un millón de dólares.

Titulada «Broken Arrows», la pel√≠cula la han descrito como una «historia de amor, fe y destino», y es el primer trabajo del director Reid Gershbein, amigo de los cofundadores.

La relaci√≥n entre el director y los magnates data de finales de los a√Īos 90, cuando los tres eran estudiantes de doctorado en inform√°tica en la Universidad de Stanford, en California, inform√≥ el pasado vienes el «San Francisco Chronicle».

La notoriedad estriba en que el diario a sacado a la luz p√ļblica un proyecto que puede dar pistas sobre c√≥mo piensan gastarse su dinero Page y Brin, que s√≥lo ocasionalmente se han permitido alg√ļn capricho, como la compra de un Boeing 767 para sus viajes corporativos.

Filmada enteramente en la ciudad de San Francisco, la película narra la historia de Reese, un hombre que pierde a su esposa embarazada en un atentado terrorista.

Cada vez resulta m√°s frecuente que empresarios procedentes de las TIC se embarcan en producciones cinematogr√°ficas. As√≠, por ejemplo, Jeffrey Skoll, el antiguo presidente de la compa√Ī√≠a de subastas online eBay, es el productor ejecutivo de t√≠tulos recientes como «Syriana» y «Good Night and Good Luck», el primero de ellos interpretado por George Clooney, y el segundo, adem√°s de interpretado, dirigido por el mismo actor.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…