Lejos han quedado los tiempos en que navegar por internet era acceder de una web a otra a través de los hiperenlaces en red. De un tiempo a esta parte, los internautas nos hemos vuelto más exigentes a la hora de seleccionar la información y hemos desarrollado la capacidad de obtener lo que buscamos de manera rápida y directa.

Consecuencia de ello es un perfil de internauta impaciente y egoísta, que no va a perder el tiempo buscando la información de manera aleatoria, sino que se servirá de los buscadores y las cajetillas de búsqueda en las webs, para obtener resultados satisfactorios en su búsqueda.

Estas consideraciones se desprenden de un estudio desarrollado por Jakob Nielsen, reconocido gurú de la usabilidad. Según él, la cantidad de veces que el usuario obtiene lo que buscaba, esto es el éxito de la usabilidad en la red, ha aumentado de un 60% en el 1999 a un 75% en la actualidad.

Esto es así debido a que los diseños web han mejorado bastante y, por otra parte, los usuarios se han familiarizado con el entorno digital y las herramientas para conseguir la información.

Ni que decir tiene que los buscadores son una de las herramientas fundamentales que los usuarios utilizan para llegar sin rodeos a aquello que están buscando. Los buscadores les conducen directamente a la página donde se encuentra la información solicitada sin necesidad de pasar por la home ni por otras secciones con información irrelevante para el usuario.

Las estadísticas también dan fe de estas tendencias. En el 2004, entorno al 40% accedían a la información a través de la home de la web, mientras que el 60% utilizaba los buscadores. En la actualidad, solo el 25% visita la web, frente al 75% de usuarios que acceden directamente desde los buscadores.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…