DESEO (n, eng. desire): Delivering Engagement through Search Engine Optimization.

DESEO, las nuevas siglas del posicionamiento en buscadores

Existen mil y una formas de abordar un nuevo escrito que defina, profundice, analice, prospeccione, vaticine, augure muertes, resucitaciones cardiopulmonares o canonice el posicionamiento en buscadores (tambi√©n expresado como SEO, siglas de Search Engine Optimization u Optimizaci√≥n para Motores de B√ļsqueda). O quiz√°s dos mil. Pero, escucha, se trata de una labor penosamente ardua y dif√≠cilmente justificable; si los resultados que arrojan las p√°ginas de b√ļsqueda son, por definici√≥n, algo en constante evoluci√≥n, ¬Ņqu√© sentido tendr√≠a constre√Īir su naturaleza a una √ļnica voz, a un √ļnico escrito y a una √ļnica definici√≥n? Puede que quienes olviden que la hipertextualidad es el sustrato fundamental sobre el que se asientan los cimientos de la Red desde sus or√≠genes, toda vez que un modelo de trabajo en relaci√≥n con el posicionamiento en buscadores queda obsoleto, abandonen todas sus posesiones materiales, se dejen crecer la barba y marchen a pregonar en el desierto cibern√©tico – y ante los pocos que dan p√°bulo a sus diatribas – que ¬ę¬°el SEO ha muerto!¬Ľ. Resultan francamente cansinos. Tanto como sus antagonistas, que desde los m√°s insospechados p√ļlpitos responden con vehemencia: ¬ę¬°No ha muerto! ¬°Est√° m√°s vivo que nunca!¬Ľ.

No vamos a hablar de eso, de hecho entono un sentido mea culpa por haber destinado casi doscientas palabras a pretender desmarcarme de semejantes posturas y terminar ¬Ņd√≥nde? En toda y en ninguna parte. Accede a cualquier motor de b√ļsqueda – a Google, a Bing, a Baidu si te manejas con el chino ‚Äď y consulta las cientos de miles de entradas, de voces m√°s o menos autorizadas, m√°s o menos experimentadas, que han desmenuzado con anterioridad cada una de las t√©cnicas, procedimientos y mol√©culas que componen el posicionamiento en buscadores.

Dicho y hecho. Por lo dem√°s, nos toca andar por libre. Ya no hablaremos nunca m√°s de SEO. Hablaremos de DESEO.

Bofetada de realidad

Con usar buenas materias primas y saber cocinar, no se es el mejor cocinero: se debe conocer el gusto del invitado a la mesa

Nos perdimos en el camino. Conscientes de ello o no, lo cierto es que en la mayor parte de las ocasiones llegamos a perder el norte en nuestra br√ļjula de objetivos. Le ha ocurrido al m√°s pintado: sucumbir al erotismo f√°cil del ranking, a la as√©ptica sensualidad de un informe de posiciones ‚Äď sin justificaciones, sin dolorosas valoraciones m√°s all√° de un ROI cogido con pinzas y ondeando al viento de oto√Īo en el tendedero del plan de marketing -. ¬ŅTe has levantando una ma√Īana y te has descubierto frente al espejo como un serial-killer de SERPs? Tranquilo, los psicoanalistas (y los fabricantes de divanes como mercado subsidiario) hacen su agosto con los gur√ļs del marketing digital arrepentidos y en camino a la redenci√≥n; actualmente, en relaci√≥n a ello, circulan no pocos testimonios sinceramente emotivos:

Hola, me llamo John Doe (utilizamos un alias para proteger la intimidad del aludido, pero no dudes de la veracidad de su historia) y hace tres meses que no defino KPIs sin tener clara mi estrategia.

¬°Hola John! ¬°Enhorabuena! ¬°Bien hecho! – corea al borde de la l√°grima la caterva de otrora talibanes de la densidad y el anchor text diversity.

En definitiva, nos encontramos en un punto que ‚Äď tirando de expresiones hechas ‚Äď podr√≠amos calificar de ¬ębofetada de realidad¬Ľ; el marketing ha resultado una cebolla decapada cuyo seno albergaba el marketing digital y la carencia de sentido com√ļn esa tufarada que termina por hacer brotar lagrimones. Con usar buenas materias primas y saber cocinar, no se es el mejor cocinero: se debe conocer el gusto del invitado a la mesa.

DESEO, Delivering Engagement though Search Engine Optimization

[…] el DESEO nunca habla de visitas, habla de usuarios

El concepto subyacente en el DESEO, como tal, es el anhelo. Del anhelo satisfecho podr√° surgir el compromiso. Y ese debe ser el leitmotiv que dirija nuestro DESEO (entendido como la entrega de compromiso a trav√©s de la optimizaci√≥n de motores de b√ļsquedaDelivering Engagement through Search Engine Optimization -).

Cuando la raz√≥n se impone, como una sacudida el√©ctrica directa al espinazo, resulta dif√≠cil abstraerse del concepto de DESEO. ¬ŅConozco de verdad a mi audiencia?, ¬Ņtengo claro qu√© espera de m√≠? Y m√°s a√ļn, ¬Ņtengo claro qu√© espero yo de mi audiencia?

¬ŅQu√© sentido ha tenido bregar en una lucha farragosa por hacer ondear nuestro pend√≥n en lo m√°s alto de una p√°gina de resultados de b√ļsqueda si has excusado una tasa de conversi√≥n muy baja en el concepto de tr√°fico paracaidista?

Con la dirección de contenidos adecuada, es posible dejar de preocuparte por la tasa de rebote, el índice de abandonos o el porcentaje de tráfico recurrente. Son indicadores del pasado; pertenecen al SEO. En el DESEO conoces a tu audiencia: los textos hablan su idioma, las imágenes reflejan su mundo; el DESEO nunca habla de visitas, habla de usuarios.

Ten presente a tu p√ļblico, explota sus intereses al m√°ximo dentro y fuera de tu sitio web, sorpr√©ndeles, cambia de forma: se textual, audiovisual, s√© un mensaje corto, exti√©ndete, h√°blales dentro y fuera de tus fronteras, s√© social y dir√≠gete a cada uno en particular.

Hola, me llamo John Doe y hace tres meses que no me desvelan las ca√≠das de posiciones. Hasta sue√Īo con el provecho de mis usuarios.

¬°Hola John! ¬°Enhorabuena! ¬°Bien hecho!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…