↑↑Para ver los subtítulos en castellano pulsa sobre el botón “CC” de esta barra↑↑

Desde que el SEO llegó a nuestras vidas, el Link Building se ha practicado con mayor o menor fortuna para destacar en Internet. Precisamente la inmediatez con la que ya ofrecía resultados hace más de una década ha tentado a muchos profesionales del posicionamiento en buscadores a un uso abusivo. Los clientes exigen resultados demasiado inmediatos, y la vía más rápida ha sido siempre la construcción de enlaces que apunten al website que se desea promocionar en los buscadores, fueran estos Google, Yahoo, Bing o los otrora utilizados Altavista, Terra, etc.

Fuente: El Celuloide Rosa

En consecuencia, del uso justificado se derivó en una sobreexplotación del recurso provocada por esa insaciable búsqueda de resultados en tiempo récord, lo que a su vez ha propiciado sucesivas olas de penalizaciones por parte de Google y el origen de los diferentes algoritmos, esos espías que evitan que inclumplamos su ley. En este contexto es donde se desarrolla el archifamoso Google Penguin, que no es otra cosa que una fórmula de arbitraje para regular fair play SEO, ofrecer mayor calidad en las SERPs a los usuarios y, de paso, hacerle el “placaje” al Black Hat.

Los giros de tuerca de Google han provocado que los confiados webmasters y los propietarios de los sitios web miren con cierto recelo esta práctica, e incluso que algunos huyan de ella al considerarla sinónimo de mala praxis.

En este vídeo, Cyrus Sherpartd, uno de los expertos de SEOMoz, nos recuerda que la construcción de enlaces es una práctica lícita, efectiva y muy valorada por Google si se realiza correctamente.

Descubre 10 reglas de oro y ¡practica Link Building seguro!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…