** Aviso para nuestros lectores **

Te comunicamos que este contenido solo tiene carácter informativo.

Webpositer Agency no ofrece servicio de asesoramiento en registro de marcas.

Ponte en esta situación. Tras continuas tormentas de ideas para dar con el nombre de marca perfecto, tu equipo de diseño ha volcado todo su talento para construir un branding potente.

Y aquí llega el quid de la cuestión: ¿has seguido los pasos necesarios para el registro de tu marca?

Si al leer esta pregunta, te has quedado con cara de póker y prefieres mirar a otro lado, ya te avanzamos que este artículo te interesa.

Porque el registro de una marca en Internet tiene una importancia capital si deseas contar con el derecho a usarla en exclusiva y de este modo distinguir a tus productos o servicios.

Porque imaginamos que no estarás dispuesto a que otros se aprovechen de tu idea por no haber considerado este pequeño (gran) aspecto legal, ¿verdad?

¿Sabes que tu marca sí o sí debe tener distintividad?

En el desarrollo de una marca siempre has de tener presentes aspectos legales que ayudarán a que ese signo se diferencie de cualquier otro que pueda existir.

Nando habla en el vídeo del concepto de distintividad que ha de reunir siempre cualquier marca con un objetivo: tener la capacidad de evocar al consumidor el origen empresarial detrás del nombre de ese producto o servicio.

Ante esta necesidad de crear una marca distintiva, ten cuidado porque no puedes poner cualquier nombre que se te pase por la cabeza.

Al registrar una marca quedan prohibidos aquellos términos que, por su falta de distintividad, su carácter genérico o descriptivo, podrían ser empleados por más de una empresa.

Con este ejemplo despejamos todas las dudas. Nunca podrías registrar como marca la palabra «Marketing» porque impedirías su utilización a otras empresas que desarrollen esta actividad.

De igual modo, quedaría denegado el registro de la marca «Naranja» para una empresa dedicada a la venta de esta fruta, pero sí podría escogerla un negocio basado en el ámbito textil u hostelero, por citar un ejemplo.

¿Por qué debes registrar tu marca en Internet (si no lo has hecho ya)?

Derecho de uso en exclusiva

Con el registro de tu marca, solo tú podrás utilizar ese signo distintivo para diferenciar tus productos o servicios en un territorio concreto.

Establecimiento de una licencia de marca

En este caso, al registrar tu marca, podrás decidir quién y cómo quieres que la use. Para ello, determinarás una licencia de marca.

Derecho a oposición en su uso por un tercero

¿Has comprobado que alguien está utilizando tu marca cuando ya está registrada?

Gracias a haber formalizado este procedimiento, cuentas con el derecho a oponerte a que un tercero ese mismo signo distintivo o similar para identificar productos o servicios idénticos a los suyos o parecidos, en un territorio concreto.

¿Puedes vender productos si no has registrado tu marca?

Ante esta pregunta, Nando advierte que has de tener cuidado porque te expones a que otra persona, que sí ha registrado esa marca idéntica o similar a la tuya, te prohíba que la utilices.

Además, esta consideración se hace extensiva al nombre de dominio al poder crear una disputa con el nombre de la marca, del que ya hablamos en este post.

Es más, esa persona puede llegar a exigirte una indemnización económica por el uso que hayas hecho de esa marca en los últimos 5 años, si la marca anterior lleva al menos ese tiempo registrada:

  • Cuantía mínima: 1% de tu cifra de negocio, es decir, de tu facturación.
  • Cuantía máxima: beneficio total (ingresos menos gastos) obtenidos en los últimos 5 años

Si lo piensas con calma, la suma puede ser alta por lo que no merece la pena arriesgarse.


Este vídeo te interesa:

Principales conflictos entre marcas y nombres de dominio en Internet


¿Dónde debes acudir para registrar una marca?

Si ante este escenario legal has tomado la decisión de proceder al registro de tu marca, debes dirigirte a la Oficina de Marcas de tu territorio:

  • En España: OEPM (Oficina Española de Patentes y Marcas)
  • Con efecto en los 27 países de la Unión Europea: EUIPO (Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europa)
  • En cualquier otro país: acude a la institución/oficina correspondiente del país donde quieras que tu marca esté protegida.

En la actualidad no existe un procedimiento común para registrar una marca en todos los países del mundo a la vez.

No obstante, si cuentas con trámites que permiten la protección internacional de las marcas, como es el caso de la Unión de Madrid.

Bajo este procedimiento, podrás designar varios países a la vez en un único trámite gestionado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual una vez hayas realizado estos pasos:

  • El registro de una marca de base en alguno de los países del convenio.
  • El pago de las tasas según los países seleccionados.

Hablemos de dinero: ¿cuánto cuesta registrar una marca?

El coste del registro de una marca depende de dos factores:

  1. El territorio en el que quieras proteger tu marca. Cuantos más países selecciones para su registro, mayores serán las tasas a abonar.
  2. Los productos o servicios que quieras cubrir.

Al registrar una marca es necesario determinar qué productos o servicios va a proteger, cuyo establecimiento determina la llamada Clasificación de Niza.

Bajo este nombre se enmarca una clasificación internacional de productos y servicios, acordada en casi todos los países del mundo:

  • Clases 1 a 34 → Relacionadas con productos
  • Clases 35 a 45 → Relacionadas con servicios

Si decides solicitar el registro de marca en la OEPM, toma nota de las tasas oficiales:

  • 126,61 euros para la primera clase
  • 82,02 euros por cada una de las clases sucesivas

Además, en tus cuentas, incluye los honorarios del profesional especializado en el registro de patentes y marcas.

Pasos para el registro de una marca ante la OEPM

#1 – Confirma que tu marca no está registrada

Antes de salir al mercado con tu marca, comprueba que es registrable y, por tanto, no incurre en prohibiciones absolutas ni vulnera derechos de marca de terceros.

El procedimiento pasa por hacer una búsqueda exhaustiva en las bases de datos de registro de la oficina en la que desees registrar esa marca. En este punto, te recomendamos la búsqueda en TMView.

buscador-registro-marca-tmview

De este modo, te asegurarás de que no existen marcas registradas o solicitudes similares a las que has pensado para productos o servicios similares. ¡Respirarás tranquilo!

¿Nos permites un consejo importante? No te conformes con buscar tu marca en Google. El hecho de no encontrar referencias a esa marca en el buscador, no significa que no esté protegida. ¡Cuidado!

Además, recuerda que en esta búsqueda no solo debes tener presente a las marcas españolas, sino aquellas con efectos en España, es decir, tanto europeas como internacionales conforme a la Unión de Madrid.

En este proceso de búsqueda, te recomendamos que acudas a un profesional porque cuenta con las herramientas, software y recursos necesarios para hacer más precisa esta labor de investigación previa al registro de la marca.

#2 – Inicia el trámite de registro a través de la sede electrónico de OEPM

Una vez que has comprobado que tu marca no está protegida, es el momento de iniciar el procedimiento.

Para ello, acude a la web de la OEPM y en Trámites para signos distintivos, clica sobre Solicitar marcas, nombres comerciales y marcas internacionales.

registro-marca-oepm

Aporta la información solicitada en el formulario de registro que, como comprobarás, es muy sencillo.

#3 – Paga las tasas oficiales

Realizada la búsqueda y rellenado el formulario, abona las tasas que hemos indicado hace apenas unas líneas.

Eso sí, te recomendamos que las pagues antes de hacer la solicitud para evitar problemas o incidencias durante la presentación.

#4 – Verifica aspectos importantes durante el procedimiento

No tengas prisa. En el proceso de registrar tu marca, comprueba que los productos y servicios están bien definidos y ubicados conforme a las clases establecidas por la Clasificación de Niza.

¿Tu marca incluye un logotipo? En este caso, la denominación de la marca que indiques en el formulario debe ser la misma y con idénticos caracteres que la que aparece en el logotipo. De lo contrario, la OEPM suspenderá la tramitación.

#5 – Publicación de la solicitud en la Boletín Oficial de la Propiedad Industrial

Enviada la solicitud de la marca, esta aparecerá publicada en el Boletín Oficial de la Propiedad Industrial en un tiempo máximo de 2 semanas.

Si durante ese tiempo ningún titular de marca anterior se opone al procedimiento y la OEPM no suspende el trámite, el tiempo estimado para la concesión de la marca será de 6 meses desde la fecha de la solicitud.

Conclusión

Ahora que ya conoces los peligros de desproteger a tu marca, cuentas con la información necesaria para actuar.

En el registro de una marca en Internet hay diversidad de aspectos legales a tener presentes como la distintividad de ese signo que debe dejar claro que tras él hay una empresa que desea vender productos o servicios.

Una vez que saber a qué te expones si no registrar tu marca, sigue los pasos dados tanto en el vídeo como en el artículo y apóyate en profesionales para que este trámite esencial vaya sobre ruedas desde el inicio.

¡TENEMOS MUCHO MÁS SEO QUE ENSEÑARTE!

Tenemos la formación SEO más completa. Aprende de los mejores y transforma tu pasión en una profesión.

Do you SEO?


NO ERES
JUAN PALOMO

¿Necesitas que un equipo profesional y simpático te ayude a ganar la batalla en Internet?

¡Aquí nos tienes!