Comenzar un plan de acción en cualquier rama del marketing online es siempre un reto. En el caso de Google AdWords, como sucede en el posicionamiento natural (SEO), entran en juego múltiples elementos que condicionan la calidad de la campaña. Y, ¡sí!, también hay un algoritmo en su PPC. Hoy escudriñaremos algunas claves para ganarle el pulso al SEM.

¿Qué es y cómo se valora la calidad de una campaña en Google AdWords?

El Quality Score o nivel de calidad es una estimación donde confluyen tres factores: las keywords por la que pujamos, la relevancia de nuestros anuncios y las páginas de destino adonde redirigimos a los usuarios, de acuerdo con esos las KW y copys concretos.

La calidad resultante de esa fórmula magistral fijará el valor de nuestra campaña de SEM, el cual se recalcula cada vez que un usuario realiza una búsqueda susceptible de activar nuestro anuncio.

Por ello la conexión entre estos tres factores es siempre crucial, ya que todos ellos han de resultar «pertinentes y útiles» para ofrecer una óptima experiencia como usuario.

El Quality Score está condicionado por otros factores como el porcentaje de clics / impresiones anterior de la palabra clave (CTR de KW), el CTR total de la cuenta (historial), el CTR de la URL visible y de la calidad de la página de destino, así como la relevancia entre la KW y el anuncio o entre la KW y búsquedas.

Otros factores que revelarán la Calidad de tu Campaña de SEM en Google, además del Quality Score, son el porcentaje de CTR global, la posición media del anuncio, los ratios de conversión y la tasa de rebote. Por muy atractivo que sea tu anuncio y por mucho presupuesto que destines para posicionarlo, si la página de destino no está en concordancia, la campaña no obtendrá los resultados deseados.

¿Vas a invertir o a gastar tu presupuesto en una Campaña de AdWords?

¡Revisa si sigues esta hoja de ruta!

 

Fuente: Diseño por Unbounce y traducido por BlueCaribu.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…