Como vemos, nuestro plan de contenidos web se puede sintetizar en cuatro fases básicas:

Fase 1 – Integración de contenidos dentro de la estrategia SMO: deberíamos tener claro cómo vamos a integrar y a “mover” nuestros contenidos dentro de las diferentes plataformas corporativas, incluyendo nuestro portal y los medios sociales (blog, Twitter, Facebook…) corporativos. También tendremos que definir los tipos de contenidos y sus soportes (textos, vídeos, imágenes, entrevistas, eBooks, manuales, guías, etc.).

Fase 2 – Selección de palabras clave para posicionar los contenidos: definir las keywords nos servirá para optimizar los contenidos creados para buscadores como Google, aunque no debemos obsesionarnos para no incurrir en sobreoptimización de los contenidos.

Fase 3 – Creación de contenidos SOCIALES: es el proceso creativo en sí tomando en consideración la estrategia definida previamente. En esta fase ya se habrán decidido aspectos como la periodicidad de publicación, los canales de difusión y los tipos de contenidos. Es recomendable realizar algún estudio de mercado para conocer los intereses y el perfil de la audiencia. La observación es clave para elegir el tono más adecuado para tu público.

Fase 4 – Monitorización y seguimiento: Todo lo anterior, incluida la difusión de contenidos, no nos permitirá calcular el ROI si no establecemos mecanismos de control (herramientas de monitorización) y seguimiento de los contenidos para hacer balance del éxito de la estrategia e ir perfilándola y redefiniéndola en función de los datos recopilados.

Infografía plan de contenidos web eficaz

Fuente: Infografía realizada por SocialMediaBlog.es y publicada en dicho blog por Beatriz Aguilar.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…