Revisas todas las páginas de tu proyecto web y adviertes que algunas de ellas no deseas que sigan apareciendo en los resultados de búsqueda y, por tanto, que Google continúe teniéndolas en cuenta. Y te preguntas: «¿qué hago?».

Llegó el momento de ponerte manos a la obra a desindexar esas URLs de Google, un proceso sencillo para el que solo debes tener claras las técnicas SEO más efectivas para eliminar esas páginas que aparecen en el índice de resultados de Google y ya no quieres que se muestren.

Manu Pérez (@ManuPerez), consultor SEO en Webpositer, te explica al detalle esa metodología para que conozcas todos los mecanismos a tu alcance para desindexar URLs en Google y favorecer así la optimización del posicionamiento web de tu proyecto.

¿Por qué motivo es necesario desindexar URLs del índice de Google?

Cuando dispones de una página web, hay una obsesión que se apodera de ti: quieres salir sí o sí en Google. De hecho, cuando buscas tu site y no das con él, empiezan las preocupaciones.

En nuestro blog ya hemos hablado de las principales circunstancias por las una web no aparece en Google, siendo un trabajo deficiente en materia de rastreo e indexación una de las razones que impiden salir en las SERPS, entre otros motivos.

Llegados a este punto, es importante decir que indexar y aparecer en Google no es lo mismo.

Para que la página de una web se indexe es necesario que el buscador interprete su contenido, lo valore, lo clasifique y lo acabe incluyendo en su índice de resultados.

Tras la consulta de un usuario, Google busca en su índice y le ofrece los resultados más idóneos. Si tu página está dentro de su radar, lo más probable es que muestre tu resultado, junto a otros que resuelvan la intención de búsqueda del usuario.

¿Qué sucede? En ocasiones Google acaba indexando páginas de tu web que tú ya no deseas que tenga en cuenta.

Fíjate en este ejemplo.

En el pasado Black Friday lanzaste una promoción alucinante con un tiempo de duración concreto.

Si pasada esa oferta sigues manteniendo esa URL en el índice de Google, el buscador la mostrará, generando confusión en el usuario dado que ni la promoción ni ese precio están vigentes.

Este escenario es un ejemplo cristalino de la importancia de desindexar URL de Google.

Siguiendo las recomendaciones de Manu, es de vital importancia para mejorar la optimización SEO de un sitio web:

  • Identificar qué URLs deseas indexar y cuáles retirar de la consideración de Google
  • Comprender la labor de rastreo que desarrolla el robot de Google del contenido de cada página y de sus enlaces internos, como paso previo a la indexación.
  • Si no le comunicamos a Google que deje fuera de su valoración ciertos enlaces a URLs concretas del site que no nos interesen, acabará indexándolas.

Te interesa: 

Guía sobre interlinking SEO: del concepto a las técnicas de enlazado interno que mejoran el posicionamiento de tu web


Principales causas para desindexar una o varias páginas de tu proyecto web

«Pero, ¿por dónde empiezo? ¿En qué me baso para tomar la decisión de eliminar una URL de Google y que deje de indexarla?».

Pasamos a dar respuesta a estas preguntas que en este punto seguro que has llegado a formularte.

URLs de negocio

Retén este mensaje: simplifica y enfoca. Como Manu sugiere en el vídeo, centra la indexación en aquellas URLs que son clave para el buen posicionamiento SEO de tu sitio web.

Por el contrario, aquellas que no aporten nada, como la página de aviso legal, toma la decisión más acertada y opta por desindexarla de Google.

Landings específicas

Desde la landing page creada en exclusiva para una campaña de Google Adwords, o aquella que diseñaste para poner en marcha una promoción puntual, sin olvidar esas URLs que están pensadas para mostrárselas a clientes o suscriptores. ¿A qué esperas para catalogarlas como “noindex”?

Hazlo y así evitarás que Google las indexe y les preste atención.

Canibalizaciones

Si en tu web cuentas con dos páginas que atacan la misma intención de búsqueda y compiten entre ellas, toma la decisión de desindexar o incluso eliminar esa URL, realizando una redirección 301 a la URL válida.

De este modo, darás solución a esa canibalización SEO que merma el avance de tu posicionamiento en buscadores.

Migraciones

En un proceso de migración desarrollamos toda la web en un entorno de preproducción, site que después migraremos.

¿Cuál es nuestra recomendación? Todo ese trabajo entre bambalinas debe estar siempre como “noindex”.

La razón es sencilla y, a su vez, peligrosa: si acaba indexándose esa versión de la web en preproducción, Google estará considerando dos webs idénticas, incurriendo en un error de contenido duplicado.

URLs antiguas

Con herramientas como Google Search Console o el comando site: puedes conocer URLs de tu web que están indexadas pero corresponden con contenidos antiguos que ya no te interesa que Google incluya en su índice. Pasa a desindexar esas URLs cuanto antes.

URLs canonicalizadas

Gracias a la sugerencia canonical, le estás indicando a Google qué URL de varias similares deseas que tenga en cuenta.

Por este motivo, acabará poco a poco desindexando esa página porque ya le has informado de la versión que prima por encima de las demás.

Cómo desindexar una URL de Google con técnicas eficaces y a tu alcance

Detrás de una página, existen diferentes etiquetas y directivas que permiten mandarle a Google la orden para que desindexe ciertas URLs.

Continúa leyendo para conocer esas técnicas y aplicarlas en tu proyecto cuando las necesites.

#1 – Cabecera HTTP

Esta cabecera con la etiqueta X-Robots-Tag: noindex servirá para indicarle a Google que no indexe esa URL.

tecnicas-desindexar-url-cabecera-http

Recuerda introducir esta cabecera en todas las URLs de una web en fase de preproducción.

#2 – Metaetiqueta “robots”

¿No quieres que Google centre su atención sobre una página de tu web? Anota esta metaetiqueta y aplícala:

metaetiqueta-robots-desindexar-url-google

#3 – Código de respuesta 404 o 410

Gracias a esta técnica de desindexación de URL de Google, una página con un código de respuesta 404 revelará que no ha sido encontrada. Por su parte, si esa URL responde con un código 410, indicará que no está disponible.

Así, cuando Google rastree esas páginas y compruebe los códigos de respuesta que dan esas URLs, poco a poco acabará desindexando esos contenidos de su índice porque ha comprobado nuestra voluntad de dejar de ser considerados.

#4 – Desindexación masiva de URLs de Google

Cuando necesitas decirle al buscador que desindexe un gran número de página de tu sitio web, existen herramientas como Google Search Console y Screaming Frog que te ayudarán en esta tarea.

En el panel de Google Search Console cuentas con la opción “Retirada de URLs”.

retirada-urls-search-console

Solo tendrías que introducir la página o bien escoger la opción “Retirar todas las URLs que tengan este prefijo”, aquellas que mantengan un mismo patrón. De este modo, conseguirás eliminarlas de forma temporal.

retirar-url-google

Otra opción que ofrece Google Search Console consiste en el envío de sitemaps con códigos de repuesta 410 (no disponible) o 404 (no encontrada).

¿Adivinas cuáles son los 2 errores más frecuentes al indexar y desindexar URLs en Google?

A lo largo de los años hemos tenido la suerte de analizar las entrañas de infinidad de webs, sobre todo, para solventar fallos en el rastreo y la indexación.

Sobre este segundo punto hemos comprobado que suelen resumirse en 2 los principales errores tanto al indexar como al desindexar URLs. Pasa y conócelos de cerca.

1 – Indexación de web en entorno de pruebas

Ya lo hemos avanzando en líneas anteriores. Estamos creando la nueva web en preproducción, trabajando el diseño, la arquitectura y otros aspectos.

¿Qué sucede? No hemos advertido que algunas de esas páginas de prueba ha sido descubierta por Google, por ejemplo, al enlazarla desde la web oficial.

Aplica la siguiente solución: incorpora la cabecera http a todas las páginas que componen esa web en preproducción y te evitarás sustos.

2 – Enlaces internos a páginas “noindex”

Piensa con calma a qué páginas de tu web vas a enlazar y no cometas el error de mandar popularidad a URLs que has decidido desindexar de Google.

Punto y final. Hasta aquí todo lo que queríamos contarte sobre las técnicas para desindexar URLs en Google, métodos fáciles de implementar con los que potenciar el SEO de las páginas en las que sí deseas que el buscador centre su atención.

¿Tienes tu propia metodología? Compártela con todos nosotros en los comentarios. Estamos ansiosos de conocer tu sistema.

¡TENEMOS MUCHO MÁS SEO QUE ENSEÑARTE!

Tenemos la formación SEO más completa. Aprende de los mejores y transforma tu pasión en una profesión.

Do you SEO?


NO ERES
JUAN PALOMO

¿Necesitas que un equipo profesional y simpático te ayude a ganar la batalla en Internet?

¡Aquí nos tienes!