1. En primer lugar, recurre a amigos y conocidos de tu perfil personal, pídeles ayuda para que te ayuden en la siembra, envía invitaciones a tus contactos de mail para que pongan su semillita haciéndose fans.
  2. Amplía la presencia de tu fanpage, haz que tu plantación pueda extender sus raíces. Utiliza los plugins sociales de Facebook todo lo posible, aumenta la visibilidad de tu perfil de Facebook promocionándola a través de tu página web, en tu perfil de Twitter, en la firma de tu correo electrónico, incluso en tus tarjetas de visita, facilita a tus potenciales usuarios la posibilidad de que conozcan tu perfil de Facebook.
  3. Programa un calendario de fechas y contenidos. Riega y abona bien tu plantación, averigua qué publicar en Facebook y cuándo es el mejor momento. Consulta gracias a Facebook Insights las estadísticas de tu fanpage para analizar las interacciones de tus fans con tu página. También te servirá de utilidad Edgerank Checker, una aplicación que determina qué días de la semana y horario son los más efectivos para hacer tus publicaciones, así como cuáles son las palabras clave más relevantes.
  4. Comparte tu experiencia con otros agricultores, incluye enlaces, imágenes y vídeos en tu muro. Facebook valora positivamente el contenido de calidad de tus actualizaciones, si tus comentarios incluyen enlaces tendrán más posibilidad de que Facebook los muestre en el apartado de noticias del usuario. Añade una foto a tus enlaces, de este modo serán más atractivos para tu audiencia. Otro aspecto muy interesante a tener en cuenta es que cuando incluyes en tu web algún vídeo subido en Facebook, aparecerá un enlace que invitará a los visitantes a hacerse fans de tu página, aprovecha este filón y publica al menos un vídeo semanal.
  5. Cultiva plantas autóctonas. Ofrece contenido de interés local para tu audiencia. Los usuarios se sienten más atraídos por mensajes relacionados con su área de acción más cercana, por ello, publica siempre en su idioma, crea promociones específicas a nivel local que les atraigan e informa a tus fans de dónde está la sede de tu empresa para que se sientan más cercanos a ti y empaticen con la marca.
  6. Crea contenido exclusivo para tu comunidad. Incentívales con promociones, servicios gratis, descuentos y utilidades solo para ellos. Cuídales y haz que se sientan verdaderamente miembros de tu comunidad.
  7. Las mejores esencias se conservan en los frascos más pequeños. Las publicaciones de corta extensión tienen mayor probabilidad de ser compartidas. Basa tus publicaciones en mensajes claros, sencillos y directos.
  8. Dosifica la información, todos los excesos son malos. El periodo medio de vida de un post en Facebook es de 22 horas, por lo que no es recomendable publicar más de 1 o 2 veces al día.
  9. Fomenta la interacción. Pregunta directamente a tus fans sobre aspectos de su interés, utiliza las encuentas de Facebook, haz que participen, que se sientan parte de la comunidad, conversa con tu audiencia y por supuesto, practica la agilidad de respuesta, no abandones el jardín, puesto que podría secarse.

Una vez que hayas conseguido una buena plantación, llega la hora de vender tu cosecha, atrae a tus potenciales clientes creando una landing page, que servirá de escaparate inicial e invitará a que los visitantes no se queden sólo mirando el escaparate, sino que digan “Me gusta” y se conviertan en tus followers. Si no te quieres complicar, o bien no tienes tiempo en Webpositer podemos ayudarte, infórmate aquí.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…