Análisis de arquitectura de información en un sitio web

Ponte manos a la obra. ¡Aquí tienes el vídeo!

Transcripción del Vídeo sobre Arquitectura Web Nivel Avanzado [Revisión Junio 2017]

¿Listo para mejorar la arquitectura de la información de tu web?

Aquí tienes las palabras de Nacho con información ampliada.

Hoy vamos a aprender sobre arquitectura de la información, identificando qué URLs tenemos, cuáles son buenas, cuáles son malas y a cuáles tenemos que atacar.

Saber a qué URL tenemos que atacar es importante porque así podremos hacer linkbuilding, enlaces internos y optimizar correctamente. Por tanto, hoy vamos a ver uno de los pilares del mundo del SEO.

Cómo Clasificar las URLs de Nuestra Web [ Minuto 1:03 ]

De primeras nos puede parecer difícil clasificar todas las URLs de nuestra web, sobre todo si estamos hablando de un e-commerce con miles y miles de URLs. Pero siguiendo los pasos que vamos a explicar en este esquema, comprobarás que es una tarea laboriosa pero sencilla al mismo tiempo.

Lo primero que tenemos que hacer es identificar las URLs totales del proyecto. No nos estamos refiriendo solamente a un screaming, necesitamos los logs, que se pueden descargar fácilmente por FTP y de ahí sacamos todas las URLs por las que Google pasa.

Luego, con Screaming Frog sacamos toda la información de las URLs a las que Google llega a través de nuestra web. Debemos tener cuidado con la configuración que tenemos porque, si le hemos indicado que no siga los enlaces internos que están en no-follow o que no haga caso a nuestro robots.txt, el número de URLs a las que llega Screaming Frog puede variar un poco.

TIP 1 >> De todas las páginas, especialmente queremos las URLS a las que Google llega, motivo por el que debemos tener: logs, screaming y eliminar duplicados. Esto último lo podemos hacer muy fácilmente con Excel y su función “Eliminar duplicados”.

Pasos a Seguir para Clasificar las URLs de una Web:

  1. Lo primero que vamos a hacer es identificar las URLs totales. En este caso, he puesto de ejemplo la web de Webpositer.
  2. Lo siguiente que vamos a hacer es mirar cuáles son las rastreables y cuáles son las no rastreables. Con No Rastreables nos referimos a una URL bloqueada robots o por htaccess.

TIP 2 >> No tenemos que confundir conceptos porque no rastreable no quiere decir que no le llegue fuerza. Cuando enlacemos internamente a URLs que estén bloqueadas por robots o por htaccess, realmente estamos enlazándolas para nada.

La primera parte de nuestro esquema tiene las URLs rastreables y la segunda las No rastreables.

Hemos clasificado cada una de esas secciones en distintos tipos para conseguir que una URL rastreable exista, sea linkada, indexable e indexada.

Guía avanzada sobre Arquitectura de la Información con @nacho_benavides #WeLoveSEO - Compártelo en Twitter con un Click

Powered by Vcgs-Toolbox

Clasificación de URL Rastreables y No Rastreables [ Minuto 3:16 ]

Lo primero que vamos a hacer es clasificar las URLs como rastreables y no rastreables y eso va a ser lo que va a definir todo lo demás.

Para definir las rastreables simplemente tenemos que ver las no rastreables. Para encontrar las No rastreables tenemos que mirar directorios y extensiones de dominio del robots.txt y por htaccess, donde también las podemos bloquear.

URLs No Rastreables

Dentro de las No Rastreables tenemos que ver si están indexadas o no indexadas.

Esto lo podemos hacer con programas como URL Profiler o Greenlane.

Para que sea más fácil este esquema de URLs vamos a utilizar dos colores: el rojo mal y el verde bien.

Tenemos rastreables y no rastreables, estas últimas las vamos a marcar como rojo.

Dentro de las No Rastreables tenemos dos tipos de URLs:

  • Indexadas
  • No indexadas

IMPORTANTE:

Si una URL no es rastreable, no debería estar indexada. Tendremos que separarla para saber que está indexada y no es rastreable.
Si una URL es no rastreable y está indexada, está mal por lo que la marcamos en rojo y marcando en verde aquella que no está indexada.

Tenemos que tener en cuenta que todas estas URLs están bien porque realmente no son rastreables. Por este motivo, aunque la marquemos como correctas, tenemos que vigilar este conjunto de URLs.

URLs Rastreables

Para encontrar las URLs rastreables cogemos el Excel, eliminamos las no rastreables y las que nos quedan son las rastreables.

Dentro de las URLs rastreables tenemos:

  • Rastreadas
  • No rastreadas

Para descubrir si son rastreadas o no rastreadas, filtramos los logs por la fecha. Si el servidor no recoge los datos de los logs, hay que mirarlo para que lo haga.

TIP 3 >> Por norma general, los logs almacenan un mes. Lo ideal para definir o no si es rastreada o no es revisar los logs al menos de los últimos 90 días.

Si en una URL Google ha pasado hace menos de 90 días, es una URL rastreada.

Si no ha pasado desde hace 90 días, pasa a ser una URL que no es rastreada.

Dentro de las rastreadas tendríamos que hacer el mismo proceso con una herramienta como URL profiler.

Analicemos varios supuestos:

  • Si una URL es rastreable, no está rastreada y está indexada, estaría mal.
  • Pero si no está indexada al no estar rastreada, estaría bien.
  • Si es rastreable y no es rastreada nos tendríamos que centrar más en estas. Las Rastreables no Rastreadas pasarían a ser no indexadas.

Las URLs Indexables [ Minuto 7:08 ]

Vamos a entender indexable como URL propensa a ser indexada.

Una página 404 si no está enlazada en ningún sitio, no está en el sitemap y Google no tiene ninguna forma de llegar a ella no tiene que ser indexable ni indexada.

Ejemplo:

Tienes tu web y subes un sitemap de tu 404. Estos 404 que no existen, que no están enlazados en ningún sitio pero Google lo va a indexar al rastrear el sitemap.

Si la URL no existe, no debería ser indexable. Tener un sitemap con 404 sería erróneo. Las páginas no existentes podrían ser indexadas o no indexada. Y es la siguiente clasificación que tenemos que hacer.

Las URLs indexadas que existen [ Minuto 8:03 ]

Si nos damos cuenta, las que están correctas son de las URLs totales, las URLs rastreables, rastreadas y las que existen.

Entre las que existen vamos a entrar en el dilema de ofuscación de enlaces, del que ha hablado Luis M. Villanueva es un vídeo reciente. Aquí realmente no estaría mal que no estuviese linkada.

+ INFO:

Artículo de Lino Uruñuela y vídeo de Luis M. Villanueva

URLs Linkadas [ Minuto 8:35 ]

La gran mayoría de las URLs que son rastreables, rastreadas y que existen (un 95%) nos interesará tenerlas linkadas para pasarle fuerza. Las podemos marcar en verde.

Pero una URL que no queramos linkar porque la ofuscamos (podemos poner un evento en on-click o javascript) y no estaría linkada como tal. No sería un enlace.

Las no linkadas las marcamos en rojo pero tened en cuenta que, por ejemplo, podemos tener un Aviso Legal que puede estar en el sitemap, puede ser rastreada porque pasaría a recibir algún evento, pasaría a ser rastreable, pasaría a ser rastreada, pasaría a existir y pasaría a ser no linkada porque no estaría enlazada desde ningún sitio.

Estas pueden ser indexables o no indexables porque Google también te la puede llegar a no indexar por poca relevancia pero, por lo general, te la va a dejar indexada si la tienes en el sitemap.

De las linkadas tenemos entonces las indexables y las no indexables, como en todas las demás.

Si una URL es linkada debe de ser indexable, y si es linkada y no es indexable, estamos enlazando algo por ejemplo tiene un no index.

Podemos tener entonces una URL que no sea indexable, que exista, que sea linkada, que sea rastreada, rastreable y completa.

Ejemplo:

Un e-commerce con productos con dropshipping con contenido duplicado que tengamos en No index cumpliría esto. Tenemos que tener mucho cuidado en que no sea indexada, porque si no es indexable. Si la intención es ponerle un no index, si se indexa, está mal.

De las indexables tenemos las indexadas y las no indexadas. Si es indexable, debe de estar indexada. Las indexadas serían las buenas y las no indexadas las malas.

Las URL Más Importantes [ Minuto 11:38 ]

Partiendo desde el último nivel viéndolas paso por paso, las URLS más importantes de mi proyecto son las que están indexadas, son indexables, están linkadas, existen, son rastreadas, son rastreables.

Pero realmente podríamos ir a otro nivel más, que no lo vamos a hacer en este vídeo, que sería de todas las indexadas cuáles son las que posicionan y cuáles son las que no posicionan.

Podemos tener URLs que cumplan todo esto pero que no nos interesen porque, su cumplimiento no significa que esté correcto ya que, si tenemos una URL ahí que no nos interesa, debemos de desindexarla o, bloquearla, todo ello en función de la URL, del e-Commerce y de la web.

[VIDEO #SEO] Aprende con @nacho_benavides a analizar al arquitectura de la información en una web. - Compártelo en Twitter con un Click

Powered by Vcgs-Toolbox

FAQ’S SOBRE ARQUITECTURA WEB

#1 – ¿Qué Es la Arquitectura de la Información?

Arquitectura Web

Si vamos a Google y buscamos “arquitectura de la información”, lo primero que nos encontramos es con Wikipedia, que la define de la manera siguiente:

La arquitectura de la información (AI) es la disciplina y arte encargada del estudio, análisis, organización, disposición y estructuración de la información en espacios de información, y de la selección y presentación de los datos en los sistemas de información interactivos y no interactivos.

Es posible que tras leer la definición de Wikipedia te hayas quedado un poco a cuadros, pero tranquilo, en este post te lo vamos a explicar de manera mucho más completa para que te quede perfectamente claro y no tengas ninguna duda.

La arquitectura de la información es la manera en la que está estructurada tu web y el modo en el que compartes tus contenidos con los usuarios. Va cogida de la mano de la usabilidad y del diseño, ya que la combinación de estos tres aspectos se encargará de generar una buena o mala experiencia en los usuarios que visiten tu web.

Es un aspecto fundamental de cara a la optimización de tu web a nivel SEO, ya que Google prima por encima de todo que las páginas web resulten útiles para los usuarios, y evidentemente si tienes una mala arquitectura y cuesta sangre y sudor encontrar el contenido que estás buscando, no será precisamente útil.

Uno de los principales errores que comete la gente al crear su página web, blog o tienda online, es diseñar la arquitectura web en función al posicionamiento SEO, y no en base a la experiencia y la usabilidad de los usuarios.

La arquitectura de tu web tiene que estar diseñada con el objetivo de mejorar la usabilidad y facilitar a aquellas personas que visiten tu página, la búsqueda de información.

Si un usuario llega a tu web, se encuentra perdido y no encuentra lo que está buscando, definitivamente tienes una mala arquitectura web. Qué no cunda el pánico ya que, completando el vídeo de nuestro compañero, en este post te vamos a contar algunos consejos que te serán clave a la hora de definir la arquitectura de tu página.

#2 – ¿Cómo te ayudará un buena arquitectura para tu sitio web?

Ahora que más o menos ya te va quedando algo más claro qué es la arquitectura de una web, vamos a incidir un poco más en qué te ayudará, más allá que en garantizar la mejor experiencia de usuario y hacer tu web mucho más sencilla e intuitiva.

Mejorará la indexación de tu web

Si la arquitectura es correcta, la indexación de tu web en Google será mucho más sencilla. Al incluir enlaces internos en tu página, potenciarás enormemente el SEO de la web, facilitando a los usuarios la navegabilidad en tu página, ya que el enlazado interno le mostrará en los buscadores la información más importante de tu web, aumentando las posibilidades de que finalmente cliquen y acaben accediendo al contenido.

Pero estos enlaces no aparecen en Google por arte de magia, ni mucho menos. Si buscas tu web y te encuentras con el siguiente resultado, será porque tienes una buena arquitectura web y Google ha encontrado fácilmente las páginas que más querías destacar en los SERP (Search Engine Results Page – Página de Resultados del Buscador).

Arquitectura de la información Webpositer

Rastreo de tu web más eficaz

Los bots de Google disponen de un tiempo limitado a la hora de rastrear una página web, por lo que si dispones de una correcta arquitectura web, que esté bien optimizada y que resulte sencilla e intuitiva, los bots podrán encontrar un mayor número de páginas durante ese tiempo de rastreo.

Mientras que si por el contrario tu arquitectura es un auténtico caos, podrías correr el peligro de que tu página no fuese descubierta por los bots durante el tiempo de rastreo.

#3 – ¿Cómo saber si tu web tiene una buena arquitectura de información?

Buena arquitectura de la información

Llegados a este punto, posiblemente te hayas preguntado cómo puedes saber si tu web dispone de una correcta arquitectura de información. Aquí tu mejor aliado será Google Analytics, una herramienta que te permitirá conocer el funcionamiento de tu página web y el comportamiento de los usuarios.

Pero, ¿en qué te debes fijar una vez estés dentro de Analytics?

  • Porcentaje de Rebote: fijándote en el porcentaje de rebote podrás conocer el número de usuario que conforme han llegado a tu web, la han abandonado sin visitar ninguna otra página. Esto se puede deber a diferentes aspectos, como que no les ha gustado lo que han visto, que no encontraban lo que esperaban, que se han encontrado algo perdidos… En nuestro blog tenemos un post en el que explicamos qué es el porcentaje de rebote y cómo se mejora. ¡No deberías perdértelo!
  • Promedio de páginas visitadas: Con Google Analytics también podrás conocer cuáles son las páginas que de media, más visitan los usuarios al aterrizan en tu web. Esto te servirá para saber cuáles son las URL que más interés crean y prestarles la atención que se merecen. También conocerás el tiempo que se han mantenido en cada una de esas páginas.

Conociendo el porcentaje de rebote y el promedio de las páginas visitadas por los usuarios, podrás hacerte una ligera idea de si dispones de una correcta arquitectura web. Si tu porcentaje de rebote es demasiado alto y los usuarios apenas se mantienen unos segundos en tu página, es muy probable que tengas que darle un lavado de cara a tu arquitectura.

#4 – ¿Qué debes tener en cuenta al crear tu arquitectura?

Conocer arquitectura web

Estructura Horizontal VS Estructura Vertical

Durante años ha habido una clara disputa sobre si es mejor seguir una estructura horizontal o vertical al llevar a cabo la arquitectura de una web. Desde Webpositer nos quedamos con la estructura horizontal, y a poder ser que no tenga más de tres niveles (cuatro contando con la HOME). Ten en cuenta que los bots de Google actúan por un tiempo limitado, por lo que cuanto más profunda sea tu web, más complicado les resultará acceder a las páginas.

Una arquitectura horizontal y contar con menos niveles de profundidad, las URLs serán más cortas, potenciando la palabra clave y facilitando la indexación en Google.

La importancia del enlazado interno

El enlazado interno te permitirá la indexación de una página en Google, ya que los bots se apoyan en los enlaces internos para poder ir de una página a otra e indexarlas finalmente. Si una página no recibe ningún enlace apuntando hacia ella, a Google le será mucho más complicado encontrarla.

Los enlaces internos también facilitarán la navegación de los usuarios en tu web, pudiendo navegar entre categorías y subcategorías sin necesidad de retroceder en ningún momento.

El contenido es clave

Partiendo de la base de que el principal objetivo de la arquitectura web es mejorar la experiencia de los usuarios, el contenido desempeñará un papel fundamental. Un buen contenido que esté bien optimizado, aportará valor a los usuarios y te permitirá crecer a nivel de posicionamiento.

Mucha gente comete el error de pensar que cuantas más páginas tenga indexadas en Google, más posibilidades tendrá de ganar posiciones en Google. Esto lleva a que en muchos casos acaben creando páginas innecesarias completadas con contenido duplicado o con contenido que no aporta ningún tipo de valor al usuario.

Prioriza las páginas importantes

Si tienes páginas que se muestran más importantes que el resto y te interesa que posicionen rápidamente, es importante que te asegures de que se puede acceder a ellas de una manera sencilla, algo que conseguirás a través de la arquitectura de la información.

Cuanto más cerca se encuentre esa página de la HOME, más sencillo le resultará el acceso a los usuarios y más posibilidades tendrás que acaben llegando, tanto los usuarios como los motores de búsqueda.

Arquitectura estructurada en silos de palabra clave

Llevar a cabo una arquitectura de la web estructurada en silos de palabra clave, te ayudará en términos de posicionamiento, ya que te permitirá aumentar la visibilidad de esas palabras clave en Google. Además, la estructura silo te permitirá organizar el contenido de una manera mucho más cómoda para los usuarios.

Ahora sí que sí, ya te hemos contado qué es la arquitectura de la información, en qué te ayudará, cómo reconocer si la arquitectura de tu web es correcta y cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta al crear tu propia arquitectura, por lo que ya conoces todo lo necesario para definir una correcta arquitectura web que garantice la mejor experiencia de usuario y que te ayude a ganar posiciones en Google.

Y para terminar con el post y asegurarnos de que habremos despejado todas tus dudas, te dejamos el vídeo del canal de Youtube de Luis M. Villanueva junto con Mario Camacho, en el que desde el segundo 51 habla de los errores más comunes al llevar a cabo la arquitectura de la información de una web. ¡Te será de gran ayuda!

 

Aunque con toda esta recopilación de información ya tendrás más claro qué es la arquitectura web y cómo debes analizarla, no dudes en hacernos llegar tus comentarios. Hazlo directamente sobre nuestro Canal de YouTube y Nacho Benavides dará respuesta a tus consultas. #WeLoveSEO


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…