5 Fases de un iEmprendedor Empedernido

Resulta curioso que hace años leí un libro que me llamó realmente la atención relacionado con el mundo de Internet y el Emprendimiento. El autor de ese libro era un tal Javier Gosende, sin saber que era uno de los grandísimos SEOs de este país, el cual además, quién lo iba a decir, conocería personalmente años después gracias en parte a haber leído la obra “El Libro del iEmprendedor”.

Por eso hoy me gustaría agradecerle sus aportaciones y dirigirme como él hizo en su día a todo aquel que se considera emprendedor y que decide arriesgar tiempo y/o dinero en conseguir los objetivos de su proyecto. Para ello, explicaré las fases evolutivas por la que todo dueño de un negocio online ha pasado o pasará.



Evolución de un Emprendedor Online

Evolución del emprendedor online

Uno de los mayores errores que cometen los emprendedores online es pensar que en Internet todo es gratis, o que montar un eCommerce o una tienda online supondrá un ahorro con respecto a una tienda física o un negocio tradicional.

Otro pensamiento equivocado es pensar como un autónomo: “Yo soy contable, soy SEO, soy jefe de mi departamento de marketing, diseñador, progamador web, comercial y currela”.

Sin embargo, el 85% de estos nuevos proyectos no llegan a cumplir los dos años de vida como señala El Mundo en un reciente artículo.

A continuación, doy paso a conocer más de cerca cada una de las etapas que vive un emprendedor digital desde la génesis de su idea de negocio online hasta que esta toma forma y se desenvuelve en el universo de Google y sus aliados. ¡Comenzamos!

1# – Fase Beta “La Mona”

Fase de motivación inicial emprendedor

Esta primera fase es la mejor de todas y también la que más daño hace cuando fracasas, porque vas a caer, pero tú eso aún no lo sabes.

Es la fase de iniciación de un proyecto online. En ella todo son ganas, motivación, ideas, te falta tiempo para hacer todo lo que se te pasa por la cabeza.

Durante este período de tiempo tiene más valor tu instinto emprendedor que cualquier dato técnico que ninguna herramienta de análisis te pueda mostrar.

Empiezas y te vuelves loco pensando en los colores de logo de tu empresa y en todas los servicios y productos que vas a vender.

Con toda probabilidad también sea la fase en la que más errores cometes pero que menos te importan, debido al desconocimiento.

Para poner un ejemplo personal y así evitar que nadie se ofenda, yo en esta fase creé mi web con Wix y ni siquiera me planteaba comprar un dominio propio.

2# – Fase de Madurez “El Entendido”

Fase Madurez del emprendedor digital

El gran problema de esta fase es el encasillamiento. Por normal general, es una etapa que dura poco tiempo porque es una fase de investigación y en el marketing online nunca acabas con esa saciedad de aprender más y más de temas relacionados.

En la corta vida de esta transición, se podría decir que te da tiempo a contratar tu web con 1and1, ver que no tiene los resultados esperados y cambiar a un WordPress.

También se puede poner como ejemplo los diseños web que te ofrece QdQ, bonitos y eficaces a corto plazo. Sin embargo, te dejan una sensación similar a cuando sales de fiesta y tomas una copa. Sabés que al final acabarás pidiendo otra u otras…

Sueles detectar que alguien se ha encasillado en esta fase cuando escuchas la coletilla “Yo de esto entiendo bastante”.

¿Esto? ¿Esto qué es? ¿SEO, SEM, marketing, programación…? Y ¿Bastante? ¿Bastante, a cuánto te refieres? Esto es igual a cuando alguién te dice “no te preocupes”. Entonces, es el momento de empezar a preocuparte.

Las 5 grandes fases del #emprendedoronline que debes conocer. ¿En qué etapa te encuentras? - Compártelo en Twitter con un Click

Powered by Vcgs-Toolbox

3# – Fase de Asentamiento “El Ermitaño”

Fase de asentamiento del emprendedor online

Wikipedia define la palabra ermitaño como la persona que vive en una ermita y cuida de ella o la persona que vive sola en un lugar deshabitado para dedicar su vida a la oración y al sacrificio.

Este proceso hay que superarlo. Es el más duro porque ya tienes conocimientos suficientes como para empezar hacer tus pinitos con el posicionamiento orgánico.

Utilizas WordPress como CMS lo que te permite añadir contenido estructurado, optimizar páginas según una serie de Keywords, urls amigables…

Pero todo te cuesta mucho trabajo, pierdes tiempo al hacer cualquier cambio. Además, te pasas horas y horas encerrado viendo la evolución de tu web y cómo llegan a posicionarse algunas palabras clave rozando el top10 de Google.

Aquí hago un paréntesis en las fases y una reflexión: Llegar hasta esta fase nos ha hecho ganar conocimientos pero no dinero.

Nuestro objetivo – que no era otro que vender por Internet – ha tomado un giro inapreciable a tus ojos y ahora tu única obsesión es aparecer en la primera posición por la palabra clave exacta.

De hecho, seguro que ya, si has llegado a esta última fase, habrás comprado incluso el dominio con la keyword exacta de tu sector para que no te lo quiten. Es tu momento Gollum.

4# – Fase de Expansión “La Araña o el Castor”

Etapa de expasión del emprendedor

Ha llegado el momento en que sabes que, sin ayuda externa, tu web no tendrá los resultados esperados en cuanto a posicionamiento orgánico se refiere.

Ya estás empezando a recibir las primeras peticiones, has facturado tus primeros euros y estás aumentando el número de leads para hacer tus campañas de email marketing. Pero ahora tu obsesión es conseguir enlaces.

Aunque no llegas a estar en la fase de “El Ermitaño”, sí es verdad que vives en una realidad diferente y todo lo que no está en la primera página de Google o tiene un enlace “do follow” no existe para ti.

Casi se podría decir que vives algo similar a Matrix. Comienzas a construir tu red de enlaces que apunten directamente a tu web, cualquier foro es bueno para hacer un comentario y dejar tu semillita; si puedes crear un perfil, allí estás tú y tu URL y, si me quedo sin dominios con DA (Domain Authority) o PA (Page Authority) suficientemente altos para los cánones establecidos por los gurús del SEO, pues me hago mi propia red de blogs.

Aquí no tienes en cuenta las consecuencias negativas que puede tener de cara a tu proyecto si el todopoderoso Google detecta estas prácticas y penaliza tu dominio, pasando de una facturación de 1.000 euros al mes a un 90% menos que coincide con el tanto por ciento de personas que no visitan la segunda página del buscador.

En conclusión, lo que pretendo con este artículo desenfadado de experiencias vividas al lanzarnos a la aventura de montar nuestro propio negocio online, es destacar lo fundamental que es hacer un buen planteamiento previo, que al igual que hace quien monta una tienda física y alquila un local, contrata a un pintor, a un electricista, a un decorador incluso o compra un mobiliario de oficina con un diseño más actual. Inviertes miles de euros sin pensar que es un gasto innecesario.

Ese mismo pensamiento es el que debes tener con tu proyecto online y contratar un hosting óptimo, un desarrollador web, un SEO, un community manager y tú dedicarte a tu negocio que es el objetivo principal por el que has comenzado esta aventura.

5# – Última Estapa: La Fase de “Juan El Charcutero”

De esta fase, hablaré poco porque yo aún no he llegado. Está la conocerán todos los que vieron en acción a Chuiso en el Congreso SEOPlus 2016, cuya ponencia puedes ver aquí.

Juan El Charcutero es desempleado, fuma Ducados y vota a Podemos y en los tres últimos meses de prestación es capaz de buscar un nicho de mercado como es “Hackear Facebook” y ganar con Adsence 1500€/mes para tirar billetes como el Lobo de Wall Street.

Dicho esto, si no eres Juan “El Charcutero”, déjate asesorar y confía en los que cada día investigamos en cómo mejorar el posicionamiento de una web.

Y tú, ¿en qué fase como iEmprendedor te encuentras en la actualidad?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…